El Concello de Vigo se pone en alerta por el riesgo de sequía

El alcalde critica que la Xunta le obliga a evacuar demasiada agua al río mientras la presa de Eiras continúa bajando por la ausencia de lluvias


Vigo

Vigo continúa en una situación de alerta por la ausencia de lluvias. El Concello ha suprimido los baldeos y recomienda un consumo responsable a la población. Desde enero hasta agosto ha ahorrado un 4,5 % el consumo de agua, mientras que otros ayuntamientos como Redondela lo han aumentado un 10 %. 

El alcalde, Abel Caballero, ha informado esta mañana que la presa de Eiras sigue bajando su nivel de agua. Lo hace a un ritmo de tres o cuatro puntos semanales. Caballero ha criticado que la Xunta decidió unos caudales de expulsión al río Oitavén «desde un despacho sin tener en cuenta la situación concreta de la meteorología».

El Concello debe evacuar al río 822 litros por segundo y en noviembre aumentará a 1.300 litros, cuando la ciudadanía consume 1.000 litros por segundo. El regidor ha enviado una carta a la Xunta advirtiendo de las consecuencias que estas cantidades pueden tener para Vigo y su entorno si continúa el tiempo seco. «Le pedimos que dejen ese disparate en un momento en el que no tienen en cuenta las condiciones climatológicas porque no es lo mismo un otoño húmedo que uno seco», ha dicho esta mañana Caballero. La semana que viene se reunirá con el secretario de estado de Medio Ambiente para tratar una solución a medio y largo plazo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El Concello de Vigo se pone en alerta por el riesgo de sequía