«Los pequeños se siguen volviendo locos con las piedras»

El director de Minervigo fue expositor durante 17 años y hace dos que se ocupa de su gestión


vigo / la voz

La feria Minervigo, que celebra 20 años en la ciudad y está hasta el domingo en la Estación Marítima, no podía estar en manos de un profesional más cualificado que el madrileño Eduardo Ruiz Contreras. Él, que es geólogo, aclara que no es imprescindible, pero viene muy bien.

-¿Cuántos años lleva acudiendo a esta feria?

-Como expositor, diecisiete, pero como organizador solo dos. El que se ocupaba antes de ello se jubiló y antes de que se perdiera, decidí hacerme cargo.

-¿Siguen combinando ambas facetas?

-Trato de hacerlo, pero es muy complicado. Me lo pasaba mucho mejor como expositor, charlando con la gente.

-¿Cómo empezó?

-Siempre me han gustado los minerales y los coleccionaba. Hacía mercadillos cerca de casa y cuando acabé la carrera organicé alguna feria. Ahora sigo haciendo las dos cosas pero porque a mí me gustan ambas. Los minerales tienen que ver con la geología, pero el comercio de minerales, no. Como geólogo yo me dedico a estudios geotécnicos e hidrogeológicos. Como aficionado, disfruto con el coleccionismo. Cuando comenzó el comercio de minerales en España, hace 40 años, muchos de los comerciantes eran geólogos o ingenieros de minas, gente cercana al sector. Luego entró el tema más comercial con las actividades para los niños y bisutería y decoración para un público familiar.

-¿Cuánto hay de verdad en lo que se vende? Sin ser experto, es fácil que te den gato por liebre...

-Como organizador pongo un reglamento y los expositores que convoco sé que son profesionales con un nivel. Antes se vendían minerales en cuatro sitios en España. Hoy en día los hay en cualquier parte, pero son los más comunes. Aquí estamos más especializados. De todas formas hay que tener cuidado. Sobre todo con los minerales sintéticos. Si lo son, hay que decirlo. Y con los fósiles que están protegidos hay normas muy estrictas. Estamos en contacto con el Instituto Geológico y Minero de España y la Escuela de Ingenieros de Minas de Madrid. En cuanto a la calidad, está relacionada con el precio. Hay minerales mas toscos para los niños y otros que si son buenos y valen para tallarlos, cuestan mucho dinero, claro.

-¿Hay alguna pieza que a usted le haya llamado la atención?

-Unas cuantas. Una pirita de Perú que pesa más de 40 kilos o los fragmentos de Marte y de la Luna que han caído como meteoritos a la Tierra después de ser arrancados de allí por otro meteorito. El expositor que los trae cuenta que se conocen 70 de la Luna y 50 de Marte.

-¿Los niños siguen siendo vuestros clientes más ilusionados o ya van mirando el móvil?

-Los que miran el móvil son los que tienen 12 o 13 años. Los más pequeños vienen aquí y se vuelven locos con las piedras.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

«Los pequeños se siguen volviendo locos con las piedras»