El vuelo a Londres acerca a Concello y Ryanair para que la aerolínea siga en Vigo

VIGO

Marcel Kusch

El «brexit» facilita captar alguna de las rutas que abandonarán la capital británica

21 sep 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

El Ayuntamiento de Vigo quiere contar con un vuelo durante todo el año a Londres y Ryanair pretende seguir en Vigo, pero ganado más dinero, y para ello, entre otras medidas planea un cambio en su cuadro de rutas para incluir Londres en su nueva oferta con la que seguir en Peinador. Londres une, por tanto, a Concello y a la aerolínea irlandesa en los planes de futuro de ambos. Las negociaciones se mantienen desde hace meses y continúan para prolongar la experiencia de la mayor low cost de Europa en Vigo, que en base al acuerdo económico alcanzado con el Ayuntamiento por 4,47 millones, empezó en el 2016 y acabará este año.

¿Quiere el Ayuntamiento que Ryanair mantenga su presencia en Vigo?

«Queremos que siga, y por eso hablamos con ellos», señaló ayer a La Voz el alcalde a través de una portavoz de su equipo. La compañía irlandesa ha movido desde que empezó hace tres años 529.562 pasajeros con una ruta diaria de dos frecuencias a Barcelona y cuatro estivales internacionales con una media de 20.000 pasajeros cada una. Pero la presencia de Ryanair lo que ha demostrado fundamentalmente es que hay mercado en Vigo. Tan solo seis meses después del desembarco de Ryanair llegó la TAP portuguesa con un vuelo diario a Lisboa. Y en este año, también por sorpresa, aterrizó Binter con vuelos a Gran Canaria y desde el 30 de octubre a Tenerife.

¿Quiere Ryanair seguir operando en Vigo?

La compañía de bajo coste irlandesa ha demostrado que no atiende a colores. Desde su llegada a España ha dejado de volar por ejemplo a Reus, o Valencia, aunque ha vuelto después a ambas terminales y ya es líder. Pero ha dejado de operar en Bilbao y Asturias, y las estadísticas de ambos aeropuertos lo echan de menos. Donde estuvo y ya no está o tardó en volver, solo había una razón, que le compensase económicamente y que no recibiese menos ayudas públicas que sus rivales. Ryanair quiere por tanto seguir en Vigo, pero siempre que le salgan sus cuentas con ambas variables. La aerolínea dejó ver el miércoles su intención de seguir y de hecho incluso puso a la venta durante 24 horas billetes para Bolonia, Edimburgo y Barcelona. Aunque al final bloqueó la venta.