Juicio para dirimir la reclamación de un limpiador de trenes que pide la invalidez y cobra 250 euros de paro

La Seguridad Social lo declaró apto para trabajar pero la empresa lo despidió porque no rendía tanto con su lesión


vigo / la voz

Un juzgado de lo Social citó ayer al rumano Haloin Adrian para el juicio contra la Seguridad Social, a la que le reclama que le conceda la invalidez por las lesiones que sufre en el hombro y las cervicales, lo que le causa dolor. Actualmente, está en el paro y cobra 250 euros al mes mientras habita un local de peluquería. El 10 de diciembre tendrá otro juicio con su empresa que lo despidió por no estar sano para trabajar pero se pregunta: «¿qué hago yo, mientras? ¿Dónde vivo? Lo he perdido todo».

Ayer apareció en los juzgados con un sobre lleno de radiografías de un centro médico extranjero para probar que sus lesiones le impiden levantar pesos de más de cinco kilos. Él está acostumbrado a hacer trabajos físicos duros y no se ve sentado en una oficina. Se pregunta quién lo va a emplear si anda con muletas.

El pleito saltó porque la inspección laboral de la Xunta le declaró no apto para trabajar y la Seguridad Social «me dio de alta y me rechazó la minusvalía pero yo no puedo trabajar». La prueba es que su empresa lo despidió al poco. «Yo nunca estuve de baja en mi trabajo, ni por una gripe, he regalado horas a las empresas pero ahora solo cobro 250 euros de paro al mes. Estoy preocupado por la salud, tengo tendinitis en los dos hombros, con calcificación, y el izquierdo no lo puedo mover. Tengo problemas en la columna, se me duermen la pierna y los dedos. No soy la misma persona», dijo ayer antes de subir a la sala del juicio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Juicio para dirimir la reclamación de un limpiador de trenes que pide la invalidez y cobra 250 euros de paro