Dos gemelas y un salto gigante

Las hermanas Natalia y Catalina Marín se incorporan al primer equipo del Xuvenil Teis con tan solo 14 años


Vigo / La Voz

No es fácil llegar al primer equipo de tu club con tan solo 14 años, pero menos aún poder hacerlo con tu hermana gemela. Natalia y Catalina Marín (Vigo, 2003) han ido un paso por delante desde que empezaron a jugar al voleibol con siete años. Ahora afrontan su primera temporada con ficha en SuperLiga Femenina 2, la segunda categoría nacional.

Pocas jugadoras conocen mejor la apuesta del Xuvenil Teis por la cantera que ellas. Llevan años compaginando el equipo que les corresponde con una categoría superior. «Al final ya estamos acostumbradas» aseguran. Su agradecimiento al club por la apuesta es total, en especial para los entrenadores con los que han ido creciendo, Rodolfo y Xiana.

Pese al salto que supone pasar en edad cadete a la categoría sénior, las gemelas no sienten ningún tipo de vértigo. «Queremos aprovechar la oportunidad. No nos faltan ganas, y por intentarlo no será», reconocen con una seguridad superior a su edad. Con ellas subirá la también cadete de segundo año Pilar González.

No será su primera experiencia con la plantilla de Celso Veloso, ya que el año pasado comenzaron a entrenar varios días a la semana con el primer equipo. Las hermanas Marín también formaron pareja en el Campeonato de España Cadete de volei playa este verano, en el que Catalina participó a nivel sub-19 con Aida Pérez.

Una característica del vestuario de Teis es que tiene edades muy partidas, con un grupo de veteranas que integra cada año a las jóvenes. Para ellas esto crea un ambiente muy cómodo, y según Catalina «te da más confianza saber que estás con gente veterana en la pista. Saben más que tú de voleibol y te ayudan».

Su ascenso además no es en cualquier posición. Natalia asumirá la condición de única colocadora del equipo, y Catalina ejercerá de líbero cuando sea requerida. Aunque no sea su posición natural, ya empezó a prepararla con Veloso el año pasado.

Este curso entrenarán siempre con las absolutas y tres días a la semana acudirían un par de horas antes para hacerlo con sus compañeras del cadete. Los fines de semana dependerán de los desplazamientos de SF-2, por lo que su presencia con los equipos juvenil y cadete está por confirmar.

De momento, este año buscarán mejorar «como jugadoras y personas», situándose como meta a nivel individual revalidar las convocatorias con la selección gallega Natalia (lleva dos años acudiendo y ya fueron sextas de España), y poder ir por primera vez Catalina.

El entrenador reconoce que son un equipo amateur al tener que compaginar sus jugadoras deporte, estudios, trabajo y familia. Este año afrontan las bajas de Alma Vázquez y Sabela Moreno, que iniciaron sus carreras en EEUU y Madrid. Pese a ello, las Marín se sienten cómodas y saben que aún tienen mucho recorrido en él. «¡Adelante con el proyecto!», asegura Catalina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Dos gemelas y un salto gigante