Los jefes de los centros de salud de Vigo se rebelan por el deterioro de la atención primaria

El Sergas trata de calmar a los jefes de servicio, que han creado una plataforma y plantaron una reunión; piden que se cubran las ausencias y acceso a más pruebas

.

Vigo / la voz

En los centros de salud del área sanitaria de Vigo se viene gestando en los últimos meses una auténtica rebelión contra la dirección del Servizo Galego de Saúde. Los problemas en las sustituciones del personal, tanto médicos de familia y pediatras de los centros de salud como profesionales de los PAC, así como lo que ellos mismos consideran un progresivo deterioro de la atención primaria han cristalizado en una serie de escritos reivindicativos y en la constitución de una junta de jefes de servicio de atención primaria del área de Vigo.

El punto álgido de esos desencuentros se produjo en una reunión en el mes de junio. Según fuentes sanitarias, la gerencia de la Estrutura Organizativa de Xestión Integrada (EOXI) de Vigo, el organismo del Sergas que dirige los hospitales y centros de salud, había citado a todos los jefes de servicio de atención primaria para pactar los acuerdos de gestión, que son los objetivos que la dirección pone a los centros de salud. Los jefes pidieron cambiar la reunión para exponer sus reivindicaciones, en vista de que llevaban meses enviando escritos que no tenían respuesta. Ante la negativa de la dirección, todos los jefes médicos -unos 35- abandonaron el encuentro.

Después, enviaron un escrito unánime que detalla en tres páginas sus propuestas de medidas a corto, medio y largo plazo para poner fin al deterioro de la atención primaria. Ese escrito lamenta «el deterioro de la atención sanitaria que se presta en los últimos años en el primer asistencial de nuestra área». Según fuentes sanitarias, después del plantón y del escrito, y también después de que el asunto llegase al conselleiro de Sanidade, la dirección del Sergas en Vigo ya ha mantenido al menos dos reuniones con los jefes de servicio para tratar de reconducir el descontento y buscar soluciones.

El cabreo con la falta de sustituciones es mayúsculo. Desde principios de año, los médicos vienen alertando de que hay días que se hacen intersustituciones -un médico dobla su jornada y, además de atender a sus pacientes, ve a los de un compañero- y las agendas llegan a ser de 90 enfermos. «Cobertura total de las ausencias, vacaciones, I.T. [incapacidad temporal]. Sin excusas en los estamentos que hay personal de sobra y mejorar la planificación en el área médica», expone la lista de demandas de los jefes de servicio, a la que ha tenido acceso La Voz. Piden la mejora de los contratos para que los residentes se queden en Vigo. «En este momento se van a otras áreas como Pontevedra, hay que preguntarse por qué», indican.

Otra de las reclamaciones es que todas las especialidades del hospital tengan abierta la cita presencial. Ahora hay varias para las que el Sergas ha definido que la vía de entrada del paciente es la teleconsulta: el médico de cabecera sube un informe a una plataforma digital, el especialista lo revisa y se cita (o no) al enfermo. Los médicos de primaria quieren poder derivar a los pacientes sin trabas.

Piden, asimismo, ampliar la cartera de pruebas que pueden solicitar ellos sin pasar por el especialista mismos porque esto agilizaría los tiempos de espera de los pacientes.

Otras reivindicaciones tienen que ver con los medios. Los médicos solicitan el material apropiado para hacer su trabajo, así como un presupuesto suficiente para el mantenimiento de los ambulatorios, teniendo en cuenta el deterioro de algunos.

Los médicos también reclaman que haya una dirección específica para atención primaria dentro de la EOXI. Es algo que ya contempla la nueva Lei de Saúde y que se está desarrollando. Siempre hubo una gerencia de atención primaria y otra de hospital. En Vigo desapareció en el 2013 y ahora la atención primaria está dentro de otra dirección que se encarga también de las urgencias del hospital.

Una desencuentro que se gesta desde la Navidad

La rebelión de los jefes de servicio comenzó después de que se detectasen de forma prácticamente unánime problemas en las sustituciones de Navidad. Por los centros de salud empezó a circular un escrito de protesta que exponía todas las carencias de la atención primaria. En todos los ambulatorios el personal fue apoyándolo y firmándolo, aunque no era algo previsto. Se enviaron a la dirección. Pero esta nunca contestó. «Llama la atención que no haya habido una respuesta a un escrito firmado por tantos profesionales, reflejo de la poca consideración que tiene esta gerencia por la atención primaria», dice la carta de la junta de jefes de servicio al respecto. Esta frase explica la sensación de abandono que tienen en primaria tras la apertura del Álvaro Cunqueiro. Los jefes de servicio mantuvieron varios encuentros entre ellos y todo estalló en esa reunión en la que la dirección no quiso hablar del fondo del asunto y que ellos plantaron. Esta situación no ha hecho más que unir a los médicos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Los jefes de los centros de salud de Vigo se rebelan por el deterioro de la atención primaria