El Sergas rehará el plan de resonancia por la presión de los jefes médicos

Los mandos del hospital reclaman la integración de Galaria en el Chuvi

.

Vigo / la voz

Hace un mes, el Servizo Galego de Saúde trató de cortar la guerra de la radiología de Vigo con un nuevo plan de la resonancia magnética. Eran 22 años con la radiología partida por la mitad: un servicio de 45 personas en el Chuvi que hacen todas las pruebas salvo las resonancias y una unidad de nueve solo para resonancias en Galaria que a su vez se las vende al hospital. El plan operativo llegaba dos años después de anunciar la integración funcional de ambos servicios que no llegaba a cuajar. Pero mantenía el control de la resonancia en esta empresa pública, a la que reserva el 65 % de las pruebas. Así que no hizo más que recrudecer esa guerra.

Pero ese plan será solo flor del verano. Y no por el reciente recurso presentado por los radiólogos del Chuvi, que avanzó ayer La Voz. Sino porque así se lo anunció la semana pasada el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, a una representación de los jefes de servicio del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo en una reunión privada. Los jefes de servicio habían solicitado la reunión para mostrar al conselleiro su inquietud sobre la situación de Galaria, que se agravó después de que catorce personas que estaban citadas para un tac quedasen sin atender a principios del mes pasado en el Cunqueiro.

Siete jefes de servicio, en representación de los demás, reclamaron a Almuíña la integración completa e incondicional de la resonancia magnética dentro del hospital. Hasta ahora el Sergas venía promoviendo la llamada integración funcional, que significaba mantener dos estructuras independientes pero que compartiesen algunas funciones y planificación. El número de resonancias seguía duplicando al de otras áreas. Los médicos le dijeron al conselleiro que eso no soluciona nada y que Galaria debe desaparecer del ámbito de la radiología viguesa. La empresa pública también gestiona la resonancia móvil, un camión que recorre los hospitales comarcales gallegos para hacer pruebas, pero esta queda fuera de la exigencia de integración. En el hospital, le dijeron, debe haber un solo servicio de radiología.

La posición de los jefes fue unánime. Se habían reunido dos semanas antes para debatir el asunto, ante la inquietud generada en el servicio de rayos. Según fuentes del complejo que conocen el contenido de la reunión con el conselleiro, Almuíña les pidió tiempo. Les explicó que la integración tiene una parte burocrática compleja, por la existencia de distintos presupuestos y de cuestiones laborales, ya que en Galaria hay un sistema retributivo diferente.

El conselleiro recogió el guante de los mandos intermedios y les anunció que se hará un nuevo plan de la resonancia. A la vuelta del verano el nuevo documento estará listo, según se comprometió Almuíña, en presencia del gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa, autor del plan que reserva a Galaria el 65 % de las pruebas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Sergas rehará el plan de resonancia por la presión de los jefes médicos