Campeona con el golf en los genes

Marta García Llorca es la más joven y exitosa deportista de una familia donde todos juegan a este deporte


Vigo

Juegan sus padres, sus tíos, sus primos e incluso sus abuelos. Con esos precedentes familiares, no es raro que a Marta García Llorca (Vigo, 2000) le diera por probar suerte con el golf. Lo que seguro que nadie de su familia podía imaginar la primera vez que siendo una niña de cuatro años cogió un palo era que ahora, a los 18, podría presumir ya de ser subcampeona de Europa con la selección sub-18 y que contaría ya en su palmarés con un título internacional conseguido este último año. Ni ella misma se cree aún que esté a punto de meterse entre las 100 mejores del mundo.

Reconoce Marta que el que ha elegido es un deporte «muy difícil», y lo comprobó en sus carnes en aquellos inicios en el Aeroclub de Vigo al que sigue perteneciendo. «Iba con mi padre a la zona de prácticas y probaba, hacía lo que podía», cuenta divertida. Aunque le resultaba incluso «un poco aburrido», en cuando empezó a hacer amigos la cosa cambió. «A medida que vas jugando bien tienes más libertad para hacerlo como quieras, vas mejorando y te vas divirtiendo cada vez más».

En su caso, además, llegó un momento que no sabe situar del todo en el tiempo en el que comenzó a destacar por encima del resto. «Con once años logré un subcampeonato de Galicia, pero entonces aún no me podía imaginar que fuera a llegar a donde estoy ahora. Igual con quince, cuando fui segunda en el Campeonato de España, ya parecía que podía llegar a hacer algo importante», cuenta.

Después llegaron las competiciones internacionales, los nervios y la presión de intentar hacerlo lo mejor posible pese a que los escenarios que se le planteaban eran cada vez más complicados. «Ahora estoy más habituada. Cuando empecé era encontrarme con cosas de mucho más calibre que lo que acostumbraba. Ahora sigue siendo todo importante e impone, pero me resulta más fácil de asimilar», analiza.

Su mejor año

Y a medida que ha ido asimilando mejor las grandes citas, sus resultados también han mejorado. «Ha sido un año muy bueno. Mis mejores logros, que son el título internacional de Francia y esta medalla de plata, han llegado esta temporada», comenta. Pero los retos no han hecho nada más que empezar. «Ahora jugamos aquí el torneo del club, que cuenta para el ránking mundial, y el domingo me voy a Eslovaquia a disputar el Campeonato de Europa individual». anuncia. Sin un objetivo concreto, tampoco descarta nada. «Hay gente muy buena y ganar es complicado, pero estoy a un nivel alto y confío en que puedo hacer un buen papel», recalca.

Con el mismo entrenador, Diego Moreno, «de toda la vida», Marta valora muy positivamente su evolución, al mismo tiempo que ve margen de mejora. «No sé adónde puedo llegar, no me marco ninguna meta concreta ni tampoco sé si es factible o no pensar en dedicarme profesionalmente al golf», indica. De momento, el próximo curso comenzará sus estudios universitarios de Derecho. «Segundo de Bachillerato fue bastante duro, pero estoy acostumbrada a aprovechar el tiempo al máximo y con esfuerzo todo se saca». Hasta medallas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Campeona con el golf en los genes