Torrecedeira se moviliza para exigir seguridad

Vecinos y comerciantes exigen medidas inmediatas como la retirada del albergue a la Cruz Roja

.

Cuatro condiciones a cumplir por el Concello sí o sí. Más de 300 vecinos lo dejaron claro ayer en el parque Camilo José Cela, incluso lo proclamaron en forma de manifiesto. Y todo por el conflicto abierto que protagonizan vecinos con casa e indigentes en Torrecedeira, pero también en las calles Jacinto Benavente y Marqués de Valterra y el barrio del Cura. La primera respuesta llegará en forma de manifestación. La cita será el día 19, a las 20 horas, con salida en el mismo parque, para recorrer la zona en grupo.

La Asociación Veciñal Casco Vello se compromete a tramitar la solicitud de la marcha en la Subdelegación del Gobierno, aunque también han comprometido ya su apoyo a numerosos comerciantes (algunos cerrarán ese día en forma de protesta), ANPAS de los colegios del entorno y residentes. El mensaje de los vecinos tiene cuatro puntos. El primero exige un mejor reparto de los servicios sociales para no concentrar a todos los sintecho en esa espacio de Vigo. La segunda reclamación pasa por rescindir la concesión que tiene la Cruz Roja del albergue municipal. A la entidad se le reprocha que no tenga cuidadores de calle, como figuraría en los pliegos de la concesión municipal. «Pese a ello nunca ha entrado en funcionamiento», denuncian los vecinos.

La tercera exigencia consiste en diseñar y, sobre todo, ejecutar un plan integral para Torrecedeira, Jacinto Benavente, Marqués de Valterra y el barrio del Cura. Aseguran los residentes que la acumulación de inmuebles vacíos y ocupados por sintecho es un polvorín del que nadie quiere hacerse cargo. Por último, se reclama un plan de seguridad que, de cumplirse los tres primeros puntos, sería innecesario, tal y como se expuso ayer. También se puso sobre la mesa, por parte de diferentes ciudadanos, la actitud cada vez más violenta de algunos jóvenes que desafían a vecinos u hosteleros. Solo esta semana se han registrado dos altercados. El lunes fue el primero y consistió en una agresión a una hostelera. Ayer, durante la concurrida asamblea vecinal, se vivió el enésimo jaleo, y eso que patrullas de las policías nacional y local también hicieron acto de presencia en la asamblea.

Agresividad

El problema de la violencia, aunque por ahora no es el principal, sí que va en aumento. En parte por la deteriorada relación entre los integrantes de ambos bandos. Basta con atender al principio del manifiesto para entender que Torrecedeira sí es un polvorín: «Queremos comezar mostrando o noso máis firme apoio e sen fisuras ás persoas que estes días foron agredidas ou ameazadas, e amosamos o noso absoluto rexeitamento a estes comportamentos, a solución sempre está no diálogo». La degradación del mobiliario urbano, «pintadas por lados, sucidade, abandono, falta de mantemento» son las otras cuestiones pendientes que los vecinos trasladan al Concello evidenciando un malestar generalizado que se arrastra desde hace demasiado tiempo.

Votación
9 votos
Comentarios

Torrecedeira se moviliza para exigir seguridad