El Concello trata de calmar a los vecinos de Torrecedeira con la promesa de obras

Los residentes, «hartos de parches», reclaman un cambio de rumbo en el albergue


vigo / la voz

Los problemas de convivencia en el barrio de Torrecedeira y el malestar de los vecinos por la falta de atención han hecho reaccionar al gobierno local que, primero, incrementó la presencia policial en las calles y ayer, a través del concejal de Fomento, David Regades, recordó el amplio abanico de obras previstas en el entorno que superan los 6,5 millones de euros. Pero el enfado de la población no decae, califican de «parche» la actuación del Concello y exigen mejoras estructurales en el barrio para acabar con la falta de seguridad. «Notouse a presencia policial, pero non é a solución. Cada vez que os veciños din basta hai reforzos, pero aos quince días volvemos a estar ne mesma», denuncia el portavoz vecinal, Fiz Axeitos.

Por su parte, Regades detalló que el dispositivo policial, con dos patrullas y agentes de paisano por el barrio, permitió la identificación de ocho individuos y la sanción de dos vehículos, uno por estar mal estacionado y otro no haber pasado la ITV durante el fin de semana. Además el plan del ejecutivo de Caballero contempla la mejora de la iluminación, de la limpieza, de los jardines, la presencia de cuatro cuidadores de barrio y la ejecución de humanizaciones e inversiones.

Explicó el titular de Fomento que ya está en obras el parque Camilo José Cela, donde se invertirán 2,8 millones. El proyecto incluye un elevador que dará continuidad al ascensor ya operativo entre Pi y Margall y Camelias. Esta instalación estará dotada de cámaras de seguridad, nuevo pavimento, una gran área de juego infantil, espacios verdes, nuevas canalizaciones y alumbrado LED más eficiente. La humanización de Marqués de Valterra, con su propio ascensor y una colorida medianera completan la actuación del Concello. Al mismo tiempo prometió el inicio inmediato de la humanización de la calle Camilo José Cela y de la calle Pazos.

Pero estas promesas no satisfacen a los vecinos, que reclaman otro tipo de actuaciones. En primer lugar piden que el albergue acoja a los indigentes de forma estable y no solo 20 días al mes como ocurre ahora. También piden una iluminación mejor diseñada y que se le rescinda a Cruz Roja el contrato del albergue porque «en vinte meses non vimos traballar ao equipo de rúa», critica el portavoz vecinal convencido de que con estas medidas la seguridad llegará sola.

Os Ninguéns reclaman una policía de barrio que intermedie en la zona del albergue municipal

El colectivo Os Niguéns solicita al alcalde que establezca en la zona del albergue municipal una policía de barrio bien formaba que actúe como intermediaria para solucionar los posibles conflictos que surjan. «Nós pedimos que sexan persoas de confianza para todos, capaces de distinguir as condutas, e que se estas son antisociais ou delictivas, interveña», explicó Antón Bouzas ayer en el programa de Radio Voz Las Voces de la Mañana, que dirige Bibiana Villaverde.

Bouzas opina que puede haber usuarios del albergue que causen conflictos en el barrio, pero no son la mayoría e incluso recuerda que «nos últimos casos de pelexas e trapicheo, a policía identificó a veciños do barrio».

Desde Os Ninguéns se pide más responsabilidad a la hora de magnificar la situación y afirma que muchos usuarios del albergue se están sintiendo acobardados y atemorizados por algunos vecinos. «Tanto o colexio como o albergue son dous tesouros do barrio que hai que coidar e protexer, e poden convivir cunhas medidas correctoras», concluyó el portavoz.

Os Ninguéns

El colectivo Os Niguéns solicita al alcalde que establezca en la zona del albergue municipal una policía de barrio bien formaba que actúe como intermediaria para solucionar los posibles conflictos que surjan. «Nós pedimos que sexan persoas de confianza para todos, capaces de distinguir as condutas, e que se estas son antisociais ou delictivas, interveña», explicó Antón Bouzas ayer en el programa Voces de la Mañana, de Radio Voz.

Bouzas opina que puede haber usuarios del albergue que causen conflictos en el barrio, pero no son la mayoría e incluso recuerda que «nos últimos casos de pelexas e trapicheo, a policía identificou a veciños do barrio».

Desde Os Ninguéns llevan tiempo demandando más responsabilidad a la hora de magnificar la situación y afirma que muchos usuarios del albergue se están sintiendo acobardados y atemorizados por algunos vecinos. «Tanto o colexio como o albergue son dous tesouros do barrio que hai que coidar e protexer, e poden convivir cunhas medidas correctoras», concluyó el portavoz.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

El Concello trata de calmar a los vecinos de Torrecedeira con la promesa de obras