Galaria deja sin hacer tacs a enfermos de cáncer ya citados en el Cunqueiro

Los conflictos entre la empresa pública y el hospital ya provocan problemas a los pacientes


Vigo / la voz

Doce personas que habían sido citadas ayer por la tarde para un tac en el Hospital Álvaro Cunqueiro tuvieron que volver a su casa sin que les hiciesen la prueba. Varios de ellos son enfermos de cáncer y algunos tienen consulta en oncología la próxima semana, de modo que necesitan el escáner. La empresa pública Galaria, que dirige la exconselleira Rocío Mosquera, se negó a hacer las pruebas que tenía asignadas y los pacientes quedaron sin atender, según explican fuentes del hospital. Había catorce personas citadas. Una radióloga del Chuvi atendió a dos personas que estaban allí porque otros dos pacientes de los suyos habían fallado.

A través de un portavoz oficial, el Servizo Galego de Saúde redujo el conflicto a «la confusión del profesional al que le tocaba hacer el turno» y aseguró que se les dará cita a los pacientes «de manera inmediata». Fuentes del complejo que conocen la situación de primera mano aseguran que Galaria conocía de sobra su agenda.

Lo que hay de fondo es una auténtica guerra entre los profesionales de la radiología de Vigo. Desde mediados de los 90, una empresa pública gestiona la alta tecnología sanitaria. En origen se llamó Medtec y desde hace una década se llama Galaria. No hay nada parecido en el resto de Galicia. Su existencia provocó que los radiólogos del Xeral y del Meixoeiro no pudiesen hacer resonancias magnéticas y que dentro de Galaria existiese un servicio de radiología que solo hacía esta prueba y ninguna más.

Hay disfunciones conocidas, como que en Vigo se hagan el doble de resonancias que en Santiago y A Coruña, con áreas de población similares. El Sergas nunca le puso coto hasta hace dos años cuando anunció un acuerdo para una «integración funcional» de los dos servicios de radiología, lo que significaba que profesionales del Chuvi y de Galaria empezarían a coordinarse. Dos décadas después.

Y aún no funciona. Los radiólogos del Chuvi empezaron a hacer resonancias el 1 de febrero. A cambio, los de Galaria iban a hacer otras pruebas como ecografía o tac. Para esto, se acordó que la empresa pública contratase a dos radiólogos. Ahora se niega a hacer estas pruebas. Manuel Nieto, del sindicato CESM, reclamó ayer una vez más «que la integración sea efectiva» y alertó de que ya se están viendo afectados pacientes.

El lunes por la tarde ya hubo un conflicto similar con personas que estaban citadas para una ecografía. Los profesionales de Galaria dijeron que no se atendían, por órdenes de su gerencia. Finalmente hubo un acuerdo y sí se hicieron. Pero ayer ya no. Fuentes del complejo aseguran que el gerente del área sanitaria, Félix Rubial, intentó que la dirección del Sergas mediase para que Galaria hiciese las pruebas.

Esta empresa pública está dirigida desde hace medio año por la anterior conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, la misma que nombró gerente a Rubial para la apertura del Cunqueiro. Como conselleira, Mosquera no dio ningún paso para la integración de la resonancia. Fue obra de su sucesor, Jesús Vázquez Almuíña, que es, también, el máximo responsable de Galaria.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Galaria deja sin hacer tacs a enfermos de cáncer ya citados en el Cunqueiro