Cuatro años en lista de espera

Un hombre de Oia al que dijeron que operarían de la columna en menos de 60 días está desesperado


Vigo / La Voz

Los datos oficiales del Sergas dicen que en Galicia solo hay 85 personas esperando una operación desde hace más de un año. Las 85 son de Vigo. Pero los datos oficiales excluyen casos como el de José Valverde, que lleva cuatro años en la lista de espera, aguardando una intervención de columna en el hospital de Vigo.

El 12 de junio del 2014 el Servizo Galego de Saúde incluyó a este hombre de Oia en el registro de pacientes en espera. Lo trataban en el Hospital Meixoeiro, porque el Álvaro Cunqueiro todavía no existía. Los cirujanos debían someterlo a una operación para fusionar tres vértebras, después de muchos años con fuertes dolores lumbares. La intervención se clasificó como de prioridad 2, lo que significa que debe realizarse en menos de 60 días, según la normativa interna del propio Sergas. Han pasado ya 1.440.

Cojea, el dolor lo despierta por las noches y no aguanta de pie más de dos minutos. «Hai cinco anos camiñaba seis quilómetros todas as mañás. Agora xa non podo», explica bajo el sol de Oia, donde vive y donde le gustaría salir a pasear. Y conocía desde los veinte qué significa una lumbociatalgia. José, de 58 años, fue marinero durante 19. «Eu andaba ao atún nas Seychelles», dice en la orilla del Atlántico. En la última marea, en el 2005, el dolor le atacó tan fuerte que tuvieron que repatriarlo.

El Sergas reconoce que Valverde lleva cuatro años pendiente de entrar en quirófano. En su día, como esperaba más de la cuenta, se le ofreció ser intervenido en un hospital concertado. Concretamente, en Pontevedra. El lo rechazó. «Eu non quero que o Sergas lle pague a un hospital privado», dice. No volvieron a llamarlo. Según un portavoz del área sanitaria de Vigo, lo volverán a llamar dentro de poco tiempo. En enero tuvo el preoperatorio.

Esa negativa de José a ser trasladado a un hospital concertado explica cómo funciona la lista de espera quirúrgica en Galicia. En realidad existen dos: la oficial (estructural), que es la que se publica dos veces al año, y la no estructural, cuyos datos solo conoce la dirección del Sergas. Esta incluye a los pacientes que no pueden ser operados por una causa médica o porque así lo deciden, pero también aquellos a los que el Sergas ofrece el traslado a un hospital concertado y que lo rechazan. La teoría dice que en esta lista está la gente cuya espera no es imputable al sistema.

Las operaciones de traumatología como la de José tardan en Vigo una media de cuatro meses y cuatro días. En el conjunto de Galicia el promedio es de 85 días. Pero casos como el suyo no cuentan. El Sergas tampoco ha querido hacer pública la lista de espera no estructural, algo que le permite un real decreto del año 2003.

No se sabe cuánta gente hay en esas condiciones, pero se pueden hacer estimaciones. En septiembre, el director xeral de Asistencia Sanitaria, Jorge Aboal, reconoció que la lista de espera no estructural representa un 16,6 % del total. Así que a los 33.024 gallegos que estaban pendientes de operarse a finales del 2017, según el dato oficial, hay que sumar otros 6.500. Vigo es caso aparte, ya que hasta hace pocos años en el Chuvi había más pacientes en esta segunda lista que en la oficial.

Pero más allá de la gestión y de la burocracia están casos como el de José Valverde. «O único que eu quero é poder camiñar», espera. Y claro que espera.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

Cuatro años en lista de espera