Mercadillo de flores en el cole para un compañero con leucemia

Los alumnos elaboran productos aromáticos con los frutos de su huerta y la recaudación se la entregan a Bicos de Papel

.

Los alumnos del CEIP Igrexa Candeán celebraron ayer la fiesta de los maios con un particular mercado benéfico. Durante todo el curso, los alumnos de todos los cursos trabajaron durante al menos una hora a la semana en la huerta del centro. En la parcela, que dispone de un invernadero, plantaron, regaron y cuidaron diferentes tipos de flores aromáticas.

Con la llegada de la floración primaveral, los escolares cosecharon los frutos de su trabajo y celebraron el primer mercadillo solidario en el que vendieron las flores. La iniciativa fue todo un éxito por lo que decidieron repetirlo. Esta mañana tuvo lugar el segundo mercadillo en el que además de flores, los alumnos elaboraron otro tipo de productos como aceite de ajo y romero, bolsas aromáticas de lavanda, sales de hierbas aromáticas, cítricos y romero, además de plantas como jacintos, narcisos o tulipanes. El rsultado volvió a ser un éxito. Toda la comunidad escolar se volcó en el proyecto y esta mañana los productos volaron.

El origen de esta acción solidaria está en que un alumno de Educación Infantil padece leucemia. Su familia colabora con la asociación Bicos de Papel, un colectivo que se encarga de prestar ayuda a los niños del área de oncología del Cunqueiro y a sus familias, al inicio del curso presentó la asociación a la comunidad educativa, que encontró en estos mercadillos el modo de colaborar con este cometido y despertar en los alumnos un espíritu solidario.

Flores para colorear la leucemia

manu otero
.

Alumnos del colegio de Candeán captan fondos para la asociación Bicos de Papel con la venta de las flores que ellos mismos plantan en la huerta del centro

Jon Moreira tiene cinco años y está en último curso de Educación Infantil. Sin embargo, este año casi no ha podido ir al cole porque padece leucemia desde noviembre del 2015 y ha pasado el invierno ingresado en el área de oncología infantil del Hospital Álvaro Cunqueiro. Pero no haber podido acudir a clase no significa estar lejos de sus compañeros. Siempre que el médico se lo permitía, Jon no dejaba pasar ninguna oportunidad de reunirse con sus amigos. Participó en la fiesta de carnaval y colabora desde su habitación del hospital en todos los proyectos de la clase. Y después de las vacaciones de Semana Santa volverá al cole. «Está deseando volver», afirma emocionada su madre, Mila Martínez.

Seguir leyendo

Votación
2 votos
Comentarios

Mercadillo de flores en el cole para un compañero con leucemia