La Policía Nacional interviene en el encierro de auxiliares del Cunqueiro

Ha pedido a las profesionales sanitarias que retiren una tienda de campaña, pero el encierro continúa

Comienza otro encierro de las auxiliares en el vestíbulo principal. Comienza otro encierro de las auxiliares en el vestíbulo principal.

Vigo

Las auxiliares de enfermería del Hospital Álvaro Cunqueiro han comenzado este mediodía un nuevo encierro de 24 horas en protesta por que se les obligue a recoger las bolsas de ropa sucia. La dirección del área sanitaria trasladó a las profesionales sanitarias, con amenazas de expedientes, el día 2 de este mes que a partir de ese momento era una competencia suya, ya que el personal de limpieza se negaba y, según el Sergas, tenía razón.

El encierro ha comenzado después de unas protestas ante la dirección y en el área de consultas, donde había pacientes esperando su turno para la cita médica. Cuando se han instalado en el vestíbulo principal del Cunqueiro, ha aparecido la Policía Nacional, por orden de la gerencia. Según la portavoz de las auxiliares, Míriam Costas, «la gerencia quiere que saquemos todo, los carteles, los sacos y la tienda». Los agentes solo les han pedido que retiren la tienda de campaña, como gesto de buena voluntad. Han votado y han accedido. Así que el encierro continúa.

En el fondo del asunto está el enrevesado modelo de colaboración público-privada con el que se construyó el Cunqueiro. La Xunta no le pagó nada a la concesionaria mientras edificaba el centro sanitario, pero le abona un canon de unos 70 millones cada año de los veinte siguientes a la apertura. A cambio, la concesionaria gestiona los servicios no sanitarios. Entre ellos, la limpieza. Desde la apertura del Cunqueiro, en junio del 2015, el personal de limpieza (de la empresa Acciona, que también es la socia principal de la concesionaria) se venía encargando de esta tarea. La orden llegó de manera sorpresiva y con amenazas de expedientes y las auxiliares se negaron.

La dirección ha abierto expedientes a 34 personas por no querer acatar la orden. Además, a algunas auxiliares del pool de contratación se las ha relegado al final de la lista porque se negaron a ser contratadas solo para recoger las bolsas de ropa sucia.

Un grupo de auxiliares se han reunido esta mañana con el alcalde, Abel Caballero, para recabar su apoyo. «El hospital no puede estar sometido a tantas presiones», se ha quejado el regidor, que ha dicho que las auxiliares no están para hacer trabajos de limpieza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

La Policía Nacional interviene en el encierro de auxiliares del Cunqueiro