El mensaje de ciudad ejemplar y unida marca la gala Vigueses Distinguidos

Las islas Cíes presiden la ciudad entrega de sus premios a ciudadanos y colectivos por su trayectoria profesional o su labor por la comunidad


Vigo

Las sesiones de autoestima que cada año comparte el Concello de Vigo con sus ciudadanos en la entrega de los premios Vigueses Distinguidos está en su momento más álgido. Los más viejos del lugar no recuerdan época más optimista que la actual y el alcalde, Abel Caballero, algo de culpa tiene en el contagio de esta felicidad compartida por vigueses encantados de ser de Vigo, con su PassVigo en el bolsillo, olvidando años en los que solo estaba en el mapa del tiempo. Del mal tiempo.

La gala presidida por una imagen gigante de las Cíes comenzó al compás de piezas de Shostakovich y Boccherini a cargo de la Orquesta Clásica de Vigo para a continuación tomar la palabra el magistrado Julio Picatoste y pulir la locución del bando de la Reconquista que ya pronunció la semana pasada el día de la fiesta local en la plaza de la Independencia. Sus palabras dieron paso a la entrega de los premios de este año. En el escenario del Teatro García Barbón estaban todos excepto Antonio García Teijeiro, pero su ausencia no varió demasiado el guion ya ninguno de los galardonados tomó la palabra en directo, sino que cada intervención fue grabada previamente en vídeo cada intervención y proyectada ante los presentes. Así, Teijeiro pudo disculparse porque una conferencia en la Biblioteca Nacional le impedía estar en ambos sitios a la vez y fue su hija, Noa, la que recogió al lado de la escritora Ledicia Costas el premio ex aequo.

A pesar de estar enlatadas, las palabras e imágenes lograron igualmente su impacto con momentos emocionantes como cuando Rosario Pérez contó que se siente una superviviente y una privilegiada por haber podido ayudar a gente en situación precaria, tras haber sido ella misma usuaria de esos servicios, o cuando tuvo un recuerdo para Antonio y Mariló, «mis salvadores», a todos los sintecho o a Marea de Vigo por proponerla para el premio.

También hubo espacios de desenfado como la intervención de Ramón Méndez, director del Canicouva, junto a varios alumnos, y la mutua felicitación de la responsable de Fleming, Lupe González. O cuando Abelardo Pena, gerente del centro comercial Coia 4, definió al alcalde como «el Cachamuíña del siglo XXI». Pitusa Insua también se emocionó al recoger el premio en representación de la asociación Agarimo, que preside, y Gustavo Falque, presidente del Coruxo, destacó el orgullo de representar a Vigo y fomentar el deporte local desde el fútbol al patinaje, o Lourdes Castiñeira dando voz a sus compañeros de Montañeiros Celtas. El apartado de reconocimientos se cerró con el que respalda el trabajo por la igualdad de Diálogos 90, colectivo de mujeres que subrayado la labor de muchas en el ámbito científico, cultural, artístico, educativo o empresarial de Galegas Destacadas. Marita Vázquez de la Cruz se encargó de recordar algunos de los momentos más divertidos de su historia. Y no son pocos.

El alcalde, Abel Caballero, cerró la ceremonia con un discurso en el que abundó en la idea de la unidad de los vigueses ante los desafíos futuros: «Sabemos que algúns prefiren a súa obediencia aos que teñen outras preferencias ou outros obxectivos. Alá eles! Pero nós non: o primeiro é Vigo. E despois os partidos, as estratexias». El regidor también resaltó méritos como que «coa marcha imprimida nas últimas eleccións municipais, por primeira vez Vigo encabeza todas as cidades de España».

Representación de todos los sectores de la sociedad

Los premios, para variar, se decidieron este año sin polémica. Esta vez hubo unanimidad en conceder la medalla de la ciudad a la Asociación Diálogos 90 «en simbólica compañía de Concepción Areal», indicó el alcalde que en su discurso nombró a los Vigueses Distinguidos 2018:

Trabajo social

Rosario Pérez Montes. Natural de Arbo y viguesa de corazón, trabaja en el albergue municipal y lleva media vida cuidando personas sin recursos y enfermos de VIH.

Cultura

Ledicia Costas y Antonio Teijeiro. Ambos escritores vigueses han sido Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 2015 y 2017, respectivamente.

Educación

Doctor Fleming. El Fleming, que inició su andadura en el edificio del Hospital Municipal, suma 50 años de educación pública.

Canicouva. El centro de infantil y primaria de Castrelos también cumple 50 años al servicio de la educación pública.

Sociedad

Agarimo. La Asociación de Amas de Casa y Consumo recibe reconocimiento a su labor social.

A.VV. Miñoca. Elena Losada. presidenta, agradeció el premio.

Deporte

Montañeiros Celtas. Es el 75 aniversario del colectivo que ha fomentado el montañismo entre varias generaciones de vigueses.

Coruxo C.F. Recibe el premio por su trayectoria deportiva y su actuación ejemplar durante los incendios de octubre del 2017.

Economía

Centro Comercial Coia 4. Cumple 40 años y fue pionero en organización comercial. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El mensaje de ciudad ejemplar y unida marca la gala Vigueses Distinguidos