La CEP da la espalda a la formación que no sea de valor para las empresas

Cebreiros afirma que algunas convocatorias de Xunta y Estado «no están a la altura»

.

Vigo / la voz

Después de «darle muchas vueltas», la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP) ha tomado la determinación de dar la espalda a todos aquellos cursos de formación y capacitación profesional que no sean de valor para sus empresas. «Algunas convocatorias tanto de la Xunta como del Ministerio no están a la altura», afirma el presidente de la patronal, Jorge Cebreiros, que sostiene que si una característica tiene que primar a la hora de diseñar los cursos es que sirvan para insertar o, lo que es lo mismo, que respondan a las necesidades que tienen los asociados de los distintos sectores.

Para garantizarse que será así, han tomado la decisión de concurrir únicamente a aquellos cursos que puedan impartir en sus instalaciones. Dado que éstas carecen de talleres, solo están homologadas para formar en los ámbitos administrativo, sociosanitario y de gestión. En esa línea, la Xunta les ha concedido una docena de cursos a los que pueden asistir un máximo de 15 alumnos por curso.

Explica Cebreiros que, al margen de oficios vinculados a la automoción o el naval, como soldadores, caldereros, tuberos, ajustadores, matriceros, proyectistas..., existe una gran demanda de capacitación de directivos y responsables de departamentos comerciales. «Lo que no hay es oferta para ese tipo de formación», dice.

Máster

La firma de un convenio con la Escuela de Finanzas de A Coruña (es la única que ofrece este tipo de formación en el norte de España) les está permitiendo impartir este año un máster de control de gestión que garantiza la obtención del certificado Charteres Controller Analyst. «Ha sido tal la respuesta que ya estamos preparando la segunda edición», señala Cebreiros, que añade que la limitación de espacio en las aulas obligó a dejar fuera a muchos aspirantes, pese a que el precio del curso asciende a 9.000 euros. «Había 120 personas interesadas, pero solo tenemos 25 plazas».

Como esa línea ha demostrado que cuando apuestan por atender «las verdaderas necesidades de las empresas» aciertan, han decidido impartir un segundo máster, en este caso especializado en fiscal, que empezará en septiembre.

En buena medida por algunos abusos cometidos en el pasado -«estamos pagando justos por pecadores»-, los cursos que subvenciona la Administración no se pueden subcontratar. «Nos parece un corsé demasiado estricto. Esta bien inspeccionar, tutelar, pero prohibir la subcontratación.... Hay que pensar que algunos sectores empresariales no disponen de instalaciones propias y también necesitan formar profesionales adecuados a sus necesidades», concluye.

Votación
1 votos
Comentarios

La CEP da la espalda a la formación que no sea de valor para las empresas