Tony Lomba: «La canción del alcalde es una ironía sobre su talante»

Tony Lomba, tras la polémica por su canción «España, España», actúa en la sala Radar Estudios


La sala Radar Estudios (Iglesias Esponda, 30) recibe esta noche, a partir de las 21.00 horas, a Tony Lomba. Las entradas se pueden adquirir en www.ticketea.com y en el Bar Princesa (plaza de la Constitución) a 6 euros en venta anticipada y 8 euros, en la taquilla de la sala.

-¿Qué repertorio propondrá?

-Es el repertorio de música ligera, en actitud de crooner. Quiero que la gente esté relajada, aunque ya sé que tendré bronca para mantener un cierto silencio; en mi actitud de Tony Lomba, voy a ser todo lo ordinario, con sutileza, que me caracteriza.

-En las últimas semanas ha tenido problemas por la canción «España, España». ¿La cantará en el concierto?

-Debido a las provocaciones procedentes de medios extremistas, decidí cantarla. Es, además 23-F, un día señalado.

-¿Cómo hará sin Elio dos Santos?

-Iré con pregrabados. Yo, habitualmente, hago fiestas privadas y, en ellas, sean bodas, cumpleaños u otras celebraciones, me piden esta canción y yo la hago, pero siempre advirtiéndoles que podría haber un revirado en la fiesta. Nunca he tenido ningún problema.

-Ahora, los problemas con esta canción le llegaron por la derecha, pero en el pasado vinieron de la izquierda.

-Sí, pero es porque es gente que está chuzada y no se entera de nada. Nos pasó en el Cultura Quente con un grupo de personas que querían hacerse notar. A raíz de aquello, dejamos de hacer esta canción en los conciertos gratuitos. Si nos conoces, sabes de qué va la canción porque nosotros tiramos siempre de ironía. Tiene un perfil para los extremos de ambos bandos, no es una crítica solo a los fachas, es al extremismo al que estamos sometidos, lo que ocurre es que tenemos más recursos para hacerla por ese lado debido a que hemos vivido una dictadura de derechas, pero yo soy una persona que critico a todos los extremos.

-No es buen momento para eso.

-Sí, pero lo que no podemos es ceder a lo que nos están obligando, como en los casos del rapero, el libro Fariña o el veto en Arco a una exposición. No estamos muy lejos de Trump, lo que ocurre es que aquí la gente se pone esa rebequita de la democracia y es muy fácil ensalzarla, pero no tanto ejercerla. Actualmente, está floreciendo el odio y eso genera la dos Españas; los partidos que acuñan más votos obligan a la gente a posicionarse en una de las dos, eso es vergonzante.

-¿Qué pasó con la canción dedicada al alcalde?

-Esa canción también la voy a hacer en el concierto. Yo hablé de ella con el alcalde. Él me dio las gracias. Yo le dije que la canción era una adulación hacia su talante localista, algo que todos buscamos en un alcalde, pero la canción es una ironía sobre su talante de emperador. Le recordé que solo tenía que ver las canciones que había hecho antes. Todo es ironía.

-¿Dónde está ahora Tony Lomba?

-Siempre he escapado de plasmar mi ideología en las canciones porque mantengo como máxima que lo mío no es lo mejor, por eso siempre escucho a los demás y tengo amigos en todas partes. No quiero sacar temas ideológicos en los conciertos, pero estando como están las cosas, algo hay que decir porque estamos jugándonos la libertad de expresión. Las dictaduras siempre empezaron atacando la cultura. Musicalmente, encuentro mi lugar en la música de crooner, pero me encantaría tener una banda detrás. Aunque ¿quién se echa a la carretera con una banda detrás?

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Tony Lomba: «La canción del alcalde es una ironía sobre su talante»