Los funcionarios judiciales de Vigo avisan a Feijoo: «Imos seguir en folga inda que pasemos fame»

Una asamblea de más de cien personas mostró su apoyo a continuar con la huelga indefinida hasta que la Xunta mejore su oferta de complemento salarial de 90 a 225 euros


Redacción

En la asamblea celebrada al mediodía, a la que asistieron más de un centenar de funcionarios judiciales de Vigo, siguieron dispuestos a continuar con la huelga aunque «pasemos fame e non teñamos que comer». La discrepancia con la Xunta reside en que esta ofrece aumentar el complemento autonómico salarial entre 68 y 90 euros a lo largo de dos años y los sindicatos reclaman una subida de 225 euros para equipararse con sus compañeros de otras comunidades autónomas.

El sindicalista Julio Bouza explicó las negociaciones con la Dirección Xeral de Función Pública de la Xunta el lunes indicaron que «eles teñen medo porque esto fai moita pupa, non saben ben o colapso que hai aquí, non hai un paso atrás, unidos e sen baixar os brazos un minuto. Malo será que non podamos comer, vamonos arreglar compartindo a comida ña rúa».

Un portavoz de los huelguistas, Xulio Bouza, resumió los avances obtenidos en varios puntos en las negociaciones con dos directores xerales y sus ofertas para mejorar el complemento autonómico transitorio. «Se suben quince euros ao mes e estamos perdendo 130, non podemos parar agora pero imos seguir coa folga para rematar coa discriminación con outras comunidades, é como que unha muller cobre un 40 % menos. O Goberno quere tumbarnos, cortarnos a cabeza se nos levantamos», dijo uno de los portavoces, Julio Bouza.

A la misma hora en que se celebraba la asamblea, el letrado judicial del Registro Civil ofició una boda civil, de forma que no hubo interrupciones y la pareja se libró del barullo generado el pasado viernes, lo que generó tensión entre los huelguistas y otros contrayentes. A mayores, el juez decano en funciones, José Manuel Díaz, prohibió expresamente que los sindicalistas causen ruido en el interior de los edificios porque ello contraviene las ordenanzas.

La huelga de la Justicia también obliga a suspender divorcios en Vigo

E.V.Pita, X.Melchor
.

Los juicios suspendidos en toda Galicia rondan los dos mil, según los sindicatos

Tras cuatro jornadas efectivas de huelga indefinida -descontando el fin de semana-, la cifra de juicios suspendidos ronda los 2.000 en toda Galicia, según las estimaciones de los sindicatos, que calculan unas 600 vistas aplazadas cada día, a excepción de los viernes, cuando hay muchos menos señalamientos. La Xunta califica de exagerados estos cálculos y los reduce a, como mucho, la mitad.

También son muy dispares las cifras de seguimiento del paro aportadas por una y otra parte. Si los sindicatos hablan del 90 % de los trabajadores apoyando la huelga, el Gobierno gallego ofrece una cifra de tan solo el 41,07 %. Asegura la Xunta que ayer se ausentaron de sus puestos 1.109 funcionarios de un total de 2.700, mientras que otros 168 tenían vacaciones, libranzas o asuntos propios. Los servicios mínimos, que afectan a 770 empleados, se cumplieron totalmente.

Seguir leyendo

Un piquete de cinco sindicalistas, luego ampliado a una docena, ha recorrido esta mañana los dos edificios judiciales de Vigo para comprobar si los tribunales están cumpliendo los servicios mínimos. Muchas salas han tenido que aplazar juicios por falta de personal disponible o porque las vistas no entraban dentro los requisitos de urgencia de los servicios mínimos.

El piquete también entró en la sala de los Juzgados de Primera Instancia Número 12, especializado en familia, para preguntarle a la jueza sustituta por qué estaba celebrando juicios. La magistrada, acompañada de la fiscal, explicó que ayer suspendió tres vistas relacionadas con divorcios porque los excónyuges tenian hijos mayores.

La magistrada replicó que solo celebran los juicios donde hay menores y no pueden retrasar más las vistas porque hasta junio no hay fechas disponibles en la agenda y si hay que adoptar medidas con niños pequeños no se puede esperar más. El piquete aceptó que se tramitasen los casos con menores pero que solo les afectasen a ellos, no a los excónyuges.

Luego, los sindicalistas pasaron por el segundo juzgado de familia y la magistrada, acompañada del fiscal, insistió en la necesidad de celebrar juicios por incapacidades que no entran en servicios mínimos. Programó seis juicios para la semana. Ella no entra en la huelga y está dispuesta a cooperar pero que interpreta que las discapacidades y todo lo demás son urgentes y porque no están especificados en el reglamento y no tiene que hablar más del tema.

Los sindicatos reprocharon a la Fiscalía, que alegó la necesidad de defender y apoyar a los menores, que este cuerpo no hubiese manifestado en su día su apoyo para reforzar el gabinete psicosocial en Vigo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los funcionarios judiciales de Vigo avisan a Feijoo: «Imos seguir en folga inda que pasemos fame»