Citan a declarar al dueño de los perros que atacaron a la mujer de 82 años en Covelo

Es investigado por cometer un presunto delito de lesiones graves por imprudencia


El dueño de los perros, de raza potencialmente peligrosa, que atacaron a una mujer en el municipio pontevedrés de Covelo ha sido citado a declarar en calidad de investigado por un supuesto delito de lesiones graves por imprudencia.

Fuentes judiciales han confirmado a Europa Press que el día inicialmente previsto para esta comparecencia ha sido cambiado por petición de la familia de la víctima, una mujer de 82 años a la que tuvieron que amputar las dos piernas debido al ataque sufrido por los dos animales, cruce de dogo de Burdeos con bóxer. Por el momento, no ha trascendido la nueva fecha.

La familia ha explicado a Europa Press que todavía esperan por la fecha nueva para la declaración y que se presentaron ya como parte en las instrucciones. De hecho, una abogada de la familia ya acudió al hospital Álvaro Cunqueiro a visitar a la mujer que fue agredida en días pasados.

La investigación abierta por la Guardia Civil ya había apuntado esta vía penal que confirma el juzgado de Ponteareas, el cual cita al acusado, de unos 40 años, en calidad de investigado por un delito de lesiones graves por imprudencia.

Los dos perros, que fueron retirados al Centro de Atención e Protección de Animais (CAAN) de la Diputación de Pontevedra tras lo sucedido, no estaban identificados con el chip correspondiente ni estaban asegurados por el dueño (mínimo la ley obliga a un seguro de 125.000 euros), con lo que también está abierta la vía administrativa.

El Código Penal apunta que un delito de lesiones imprudentes tiene una pena de tres a seis meses o multa de seis a 18 penas, además de la responsabilidad civil. Pero más allá en los casos graves, es decir, si la lesión causa pérdida total de un órgano o miembro principal o de un sentido, impotencia, esterilidad, grave deformidad física y grave enfermedad somática o psíquica, que es el caso de Covelo, según explicaron fuentes jurídicas a Europa Press.

EVOLUCIONA BIEN

María Dolores Álvarez, la mujer de 82 herida el sábado 4 de noviembre cuando regresaba a su casa en As Barreiras, en el municipio de Covelo, evoluciona bien. Según ha confirmado la familia a Europa Press, se encuentra en planta en el hospital donde fue intervenida de urgencia.

«Está mejor, poco a poco se va recuperando», ha manifestado uno de sus hijos, Adolfo Martínez, después de que superase los primeros días más críticos, debido a la gravedad de las lesiones y a la diabetes que sufre.

CASO DE MOS SOBRESEÍDO

Por otro lado, el juzgado número tres de Porriño ha sobreseído provisionalmente la instrucción sobre el ataque que, unos días después, tuvo lugar en el municipio pontevedrés de Mos por parte de un American pitbull --perro de raza potencialmente peligrosa-- a una mujer de 76 años, en este caso, en su propiedad privada. El dueño del can es su hijo.

Según han confirmado a Europa Press fuentes jurídicas, el juzgado entiende que no hay delito penal y señala, en el auto de sobreseimiento, que los papeles estaban en regla y el seguro al nombre de quien, a la postre, era el propietario (su hijo), aunque la titularidad del perro todavía faltaba por tramitar.

Con todo, pese a que no se instruyen diligencias penales, no se prejuzga que se puedan llevar a cabo actuaciones de tipo civil si la víctima así lo quisiera.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Citan a declarar al dueño de los perros que atacaron a la mujer de 82 años en Covelo