Lucha titánica contra el fuego en toda el área de Vigo

J. romero / b. r. sotelino VIGO / LA VOZ

VIGO

Moralejo

La oleada de incendios sembró el pánico. Los vecinos de Navia combatieron con cadenas humanas el fuego que se aproximaba a sus viviendas

16 oct 2017 . Actualizado a las 11:05 h.

Vigo y toda su área metropolitana de Vigo vivieron ayer un domingo negro que se prolongaba durante la madrugada del lunes. La sucesión de incendios de todos los tamaños pusieron en peligro en catorce municipios decenas de casas que las fuerzas del orden y los equipos de extinción obligaron a desalojar.

La ciudad amanecía oliendo a humo de combustión forestal. Valadares fue la primera parroquia a la que llegaron las llamas. Pero la sensación apocalíptica se fue acrecentando a lo largo de toda la jornada, ya que mientras unos puntos se estancaban o cesaban, en otros se avivaban. Y todos, alrededor de la comarca viguesa, iban dejando su estela en la ciudad. Viales cortados, vecinos plantando cara a las llamas con los medios que tenían a mano o una inmensa nube de humo cubriendo la ciudad y buena parte de la ría, conformaron una estampa dantesca.

La situación en el centro del ciudad empeoró de forma meteórica. Al filo de las 22.00 horas se anunciaban medidas de precaución como el desalojo de la fábrica de Citroën con la consiguiente suspensión del turno de noche. El Centro Comercial Travesía también fue desalojado por seguridad. El fuego llegó por la noche hasta la avenida de A Florida y entre los vecinos montaron una cadena humana para ayudar a exitinguir el fuego que se acercaba peligrosamente a los edificios.

También en la avenida de Europa llegó el fuego. Las llamas subían por los laterales con una fuerza pavorosa. El colegio Amor de Dios, situado en dicha vía, se vio cercado y la Policía Local de Vigo decidió cortar el tráfico hacia el centro de la ciudad. Las fuerzas de seguridad lanzaron llamamientos a la población para que no se acercaran a espacios peligrosos, donde pudiera haber depósitos de gasoil o naves con industriales.

Gente esperando en la calle por si tienen que desalojar la zona en Coruxo, Vigo
Gente esperando en la calle por si tienen que desalojar la zona en Coruxo, Vigo Óscar Vázquez

Cien policías

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, explicó el gran esfuerzo que tuvieron que hacer desde el Concello de Vigo. Se deplegaron diez coches de bomberos y un centenar de agentes de la Policía Local para combatir los incendios.

Suspensión de clases

La Universidad también decidió tomar medidas debido a que el fuego se estaba aproximando a la Facultad de Industriales en el campus de Zamáns, aunque no entró. La residencia de estudiantes fue desalojada para evitar males mayores y los alumnos se marcharon en los autobuses de Vitrasa, para ser realojados en distintos establecimientos. La institución académica anunció a medianoche que se suspendían las clases del lunes en el campus vigués.

La Consellería de Educación también anunció que se supendían las clases del lunes en diez colegios: el IES Primero de Marzo, el CPI Cova Terreña, el CEIP Fontes Baíña y el CEP de Belesar, en Baiona: el CEIP Sobreira-Valadares y el IES Valadares, en Vigo; el CPI Curros Enríquez, en Pazos de Borbén; el CEIP Marquesa do Pazo da Mercé y el IES Pazo da Mercé, en As Neves; y el CEIP Serra-Vincios, en Gondomar.

El fuego también afectó al parque tecnológico de Valadares. Aunque llegó a penetrar en el recinto, en principio no afectó a ninguna nave ni instalación de las que hay en el polígono industrial.