La concesionaria del Cunqueiro reclama al Sergas que le pague más

Ángel Paniagua Pérez
Ángel Paniagua VIGO / LA VOZ

VIGO

Oscar Vazquez

Presenta varios escritos porque dice que el canon está medido con precios del 2010

20 sep 2017 . Actualizado a las 17:24 h.

Dos años después de que abriera sus puertas el Álvaro Cunqueiro, las discrepancias entre la concesionaria del hospital y el Servizo Galego de Saúde son manifiestas. Desde la dirección del Sergas siempre recalcan que las relaciones son buenas y que las diferencias forman parte de la normalidad. Pero la sociedad que construyó el nuevo hospital y que gestionará sus servicios no clínicos durante veinte años -un modelo único en Galicia- ya ha formalizado varias reclamaciones para que el Sergas le pague más.

Cada año, la Consellería de Sanidade debe abonar 68 millones (IVA incluido) a la concesionaria, Novo Hospital de Vigo S.A., una unión de empresas que lidera Acciona y que completan Puentes y Calzadas, Veolia y Concessia. Ese dinero, conocido como canon, son dos pagos: la obra física del hospital -mientras se construía, la Xunta no desembolsó nada- y la gestión de doce servicios no clínicos . La concesionaria reclama más, según su propia memoria anual de gestión, a la que ha tenido acceso La Voz. El informe advierte que se han roto «las condiciones de equilibrio económico-financiero» del contrato.

Más canon

68 millones. Su razonamiento se basa en que ese dinero está calculado al precio del año 2010, cuando se licitó el contrato. Desde entonces, dice la concesionaria, debería haberse incrementado según el IPC sanitario. El 30 de octubre del 2015, solo un mes después de completar el traslado del Xeral al Cunqueiro, la sociedad presentó su primera reclamación formal ante la Dirección de Recursos Económicos del Sergas para que le pagase más ya ese mismo año. La rechazó. Pero la concesionaria recurrió esa decisión y presentó una nueva reclamación para el año siguiente.