Consorcio Casco Vello dice que no le compete dinamizar la calle

Cinco locales comerciales han fracasado y López Chaves justifica que los vecinos lo que valoran más es la tranquilidad


Vigo / La Voz

El consejo de administración del Consorcio del Casco Vello de Vigo dejó ayer fuera del orden del día la adjudicación de los locales comerciales de la zona alta que han quedado vacíos tras el cese de actividad de sus inquilinos. En el último año han sido cinco los negocios que no han podido hacer frente a las pérdidas y han decidido cerrar sus puertas. Entre ellos están A Tenda do Avó, JT Café Galería, Panadería Trastrigo (su obrador en Ferrería y su despacho en calle Real), la galería Conde Sueiro y la tienda ecológica A Horta de Abeleira.

Desde el organismo exponían a principios de esta semana que no ven fracaso en la dinamización comercial de la zona tras la avalancha de cierres de negocios, adelantando que en la reunión de ayer llevarían el tema para proponer soluciones que quizás podría abordar el otro implicado en la entidad, ya que el Consorcio del Casco Vello de Vigo (CCVV), encargado de la resurrección del barrio histórico de Vigo a través de la rehabilitación de sus inmuebles, está participado también por el Concello de Vigo.

Finalmente el asunto no se trató pero en la comparecencia posterior a la reunión ejecutiva, el delegado de la Xunta en Vigo y presidente del CCVV, Ignacio López-Chaves, indicó desde la entidad que «dentro de la competencia del consorcio no está la dinamización de la vía pública», El delegado manifestó que «unos van bien y otros van mal», aunque reconoció que los locales para empresas se mantienen y los dedicados al comercio, no tanto. Además, recordó que una de las características de la rehabilitación del Casco Vello alto es que no se permite la apertura de locales de hostelería, lo que ofrece «una tranquilidad que valoran los vecinos y que no tienen los del casco vello bajo».

Aun así, aseguró que seguirán «moviendo» el tema aunque la entidad reitera su despreocupación basándose en una lista de espera que indica una «alta demanda», aunque el consorcio no quiere facilitar el número de demandantes.

Los precios de los locales oscilan entre los 180 a los 300 euros al mes durante los dos primeros años de contrato, cifra que se dobla al finalizar el período.

El organismo compra un quinto edificio en O Berbés

El comité ejecutivo del Consorcio Casco Vello autorizó la compra de un nuevo edificio, en el 41 de la Ribeira do Berbés, por un importe de 125.000 euros. El inmueble, que tiene 300 metros cuadrados, es una edificación de dos plantas en la que se proyecta la construcción de dos viviendas de dos dormitorios. Uno orientado al Berbés y otro a calle San Francisco. El edificio se suma a los cuatro adquiridos y cedidos a la Universidad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Consorcio Casco Vello dice que no le compete dinamizar la calle