Casi mil demandas de cláusulas suelo

Los bufetes presentaron un aluvión de 40 pleitos el pasado viernes, antes de irse de vacaciones


VIGO / LA VOZ

La jueza de refuerzo para las cláusulas suelo ya ha acumulado 921 demandas sobre su mesa en apenas dos meses desde que abrió su oficina en el Casco Vello. En los últimos días, ha habido una auténtica avalancha de pleitos, con la presentación el pasado viernes de 40 reclamaciones en un solo día, por lo que es probable que el millar se alcance el primer día de septiembre, ya que agosto es un mes inhábil en la Administración de Justicia. Hay que tener en cuenta que estos expedientes, en los que el hipotecado exige a su banco la devolución del dinero pagado de más en intereses por encima del euríbor, proceden de toda la provincia. Esto se debe a que Vigo ha sido designada cabecera judicial para examinar todos estos casos.

Este aluvión de demandas pudo deberse, en parte, a que los abogados de toda la provincia aprovecharon los últimos días de julio para dejar todos sus expedientes listos y entregados en el registro común de Vigo antes de marcharse de vacaciones en agosto.

Sin embargo, todo apunta a que la avalancha de pleitos continuará en septiembre porque, a medida que pasan los días, letrados incrementan el ritmo de presentación de demandas de este tipo. Esa es la percepción de fuentes judiciales consultadas. Actualmente, entran en los juzgados una media de 23 casos de cláusulas suelo por jornada laboral (excluidos los fines de semana).

La jueza de prácticas asignada al servicio de refuerzo está examinando los primeros expedientes y parece probable que celebrará los primeros juicios a partir de septiembre. Los abogados estarán pendientes de las decisiones que tome en sus sentencias porque será la doctrina y el camino a seguir en las mil resoluciones restantes.

Sobrecarga de trabajo

El hecho de rozar las mil demandas pone en evidencia la necesidad de traer un segundo refuerzo, como se hizo con las preferentes, que quedaron resueltas en apenas dos años tras poner a trabajar a dos juezas a destajo.

La judicatura viguesa, en previsión de la avalancha que se esperaba, propuso desde el primer día la creación de un juzgado especial independiente, un modelo similar al que atendió a los preferentistas que acudieron a juicio a anular su contrato abusivo con el banco. Sin embargo, el Poder Judicial optó por enviar a un ayudante de prácticas a un juzgado ya existente. En el caso de Vigo se trata del tribunal número 14 de primera instancia aunque el refuerzo opera como si fuese un juzgado bis.

La jueza pronto se ha revelado insuficiente para atender la montaña de asuntos que está llegando pero no podrá contar con ayuda hasta el próximo año, ya que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha agotado todo su presupuesto para este año para contratar a sustitutos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Casi mil demandas de cláusulas suelo