Ana Salas y Cristina Lago: «El niño no necesita todos los juguetes, necesita experimentar»

Dicen que no se debe tratar a los pequeños como elementos que hay que educar

.

vigo / la voz

Ana Salas, bióloga, y Cristina Lago, educadora especializada en la edad temprana, son las autoras que han dado forma a la guía Así, así?, que desde abril pueden consultar todas las mamás y los papás en la página oficial de la Consellería de Política Social de la Xunta. Se trata de un manual que se centra en el desarrollo del bebé desde su nacimiento hasta los tres años y da una serie de pautas sobre la evolución del niño, en la que se lo trata como el protagonista de su propio crecimiento.

-¿Cómo han recibido la guía las mamás y los papás?

-[Ana Salas] El feedback que tengo de la guía por parte de papás y de profesionales es fantástico. Es una guía que se comparten mucho entre padres y madres.

-¿Le han dado publicidad?

-[A.S.] No le hemos dado mucha publicidad porque es un trabajo incompleto. La idea que tenemos es ampliarla. Nuestra idea es coger toda la etapa de atención temprana, desde los cero hasta los siete años. Para nosotras la guía fue un ensayo, ya no solo por la tarea de escribirla, sino para ver si podíamos funcionar juntas. Creo que eso fue el mejor descubrimiento para mí: darme cuenta de que podemos discutir y podemos pelearnos, pero podemos hacerlo porque tenemos una forma de pensar parecida. La guía tiene parte de las dos. Es una fusión entre nuestras especialidades.

-¿Y cómo surgió la idea?

-[A.S.] En un momento nos planteamos que podría ser algo muy útil para los papás o para las guarderías, es decir, para todas las personas que tratan con bebés. Queríamos transmitir que el niño necesita que se le atienda desde su persona, desde sus necesidades, no como un elemento que hay que educar. Es difícil pararse a pensar que cuando una criatura llora mucho o se porta muy mal no es que sea un caprichoso, es que es la única manera que tienen de expresarse. Nos está diciendo algo y tenemos que pensar en qué quiere decir con ello, en qué necesita. Esa necesidad es algo que las mamás y los papás tienen que saber.

-[C.L.] Cada madre y padre sabe lo que es mejor para sus hijos, nosotras no tenemos la fórmula mágica ni somos mejores que nadie, pero a veces nos sentimos perdidos. Antes era mucho más fácil, ahora todo está muy comercializado: todos los juguetes, las expectativas que les exigimos a los niños... Los adultos establecemos una serie de premisas desde lo comercial; pero el niño no necesita todos los juguetes, necesita jugar, experimentar. No vemos lo que el niño es en realidad, sino lo que nosotros queremos ver. Así aprende a moverse según nuestras expectativas. Desgraciadamente eso lo tenemos toda la vida, llega un momento que uno se mueve de acuerdo a lo que esperan de él. Y si ya es terrible que la gente no espere nada de ti, es peor que esperen de ti lo que no eres.

-¿Cómo pueden los padres ayudar al niño a crecer?

-[C.L] Lo ayudamos dándole espacios de experiencia. Por ejemplo, si el niño quiere aprender a caminar, no va a necesitar un tacatá ni que lo pongamos de pie. Si partimos de que el niño es protagonista de su desarrollo, entendemos que nosotros tenemos que ser respetuosos con él.

-En el libro hablan de no forzar.

-[A.S.] Yo trabajé mucho tiempo en distintas escuelas infantiles y era muy curioso ver a niños que caminaban porque sus padres los ponían de pie. Esos niños caminaban como un muñeco de cuerda. Si se caían lloraban porque no eran capaces de ponerse de pie y levantaban los brazos para que les ayudaran a levantarse de nuevo. Un bebé que hace eso no tiene autonomía, es el adulto el que quiere que camine.

Ana Salas. Bióloga especializada en neuroestimulación, trabaja con la estimulación auditiva.

Cristina Lago. Educadora infantil, trabaja en la Fundación Igualarte.

La guía. Está dirigida a padres de niños de 0 a 3 años.

«El objetivo del bebé no es caminar, es hacerse autónomo»

La guía demuestra que la autoestima y la seguridad del niño se crean durante su primera etapa de vida.

-¿Qué significa que el bebé tiene que ser protagonista de su propio desarrollo, como proponen en la guía?

-[A.S.] Tu curiosidad tiene que llevarte a otros lugares. El objetivo del bebé no es caminar, es hacerse autónomo. Si el niño no sabe caminar y lo pones a caminar, lo único en lo que se va a centrar el bebé es en mantener el equilibrio. Pero si, por pura curiosidad, empieza a gatear y se acerca al pomo de la puerta y de repente quiere alcanzarlo, se va a poner de pie. El niño va a caminar cuando esté maduro. Ese es el desarrollo natural del niño y es lo que hay que respetar.

-A veces los padres primerizos están un poco perdidos, ¿les ayudará esta guía?

-[C.L.] A veces recibimos un bebé con mucho desconocimiento y miedo, y hay que entender que simplemente es algo natural, pero los padres saben cómo hacerlo bien. El desarrollo es natural y hay que respetarlo en su evolución. No hay que anticipar las cosas. Los bebés lo reciben todo como si fueran una esponja y eso es muy importante saberlo. Ellos lo perciben todo. Si la mamá está mal el bebé lo va a percibir, por eso es mejor explicarle lo que pasa. Le quitas un peso de encima, aunque parezca una tontería porque es un bebé y creemos que no entiende las cosas. Pero lo hacen. Mi nieta tiene seis meses y la llevan a nadar con un entrenador que es maravilloso porque antes de echarla a bucear le explica lo que va a pasar. Respeta su espacio y hace que se sienta segura. Ellos tienen que sentir seguridad y felicidad, y después vendrá el resto.

Votación
1 votos
Comentarios

Ana Salas y Cristina Lago: «El niño no necesita todos los juguetes, necesita experimentar»