Carlos Mouriño: «Mos tiene lo que necesito»

El presidente del Celta insiste en que el Concello de A Louriña es perfecto para su ciudad deportiva

.

Mos / La Voz

La inauguración de un campus deportivo infantil no tendría más trascendencia si no fuera porque tuvo lugar en Mos y a la misma acudió el presidente del Celta en un momento crucial para el futuro del club y de la ciudad de Vigo. Y Carlos Mouriño volvió a expresar ayer esa querencia que tiene por el ayuntamiento de A Louriña para poder desarrollar su gran proyecto deportivo. «Mos tiene absolutamente todo lo que el Celta necesita y se requiere». Así de contundente respondió a las preguntas de los periodistas que acudieron al acto. Lo hizo en su primera comparecencia pública al lado de la alcaldesa, Nidia Arévalo, desde que anunció que el Celta se irá de Vigo. Al mismo tiempo insistía en que en la situación en la que se encuentra el estadio de Balaídos «no podemos continuar ahí».

La regidora mosense no ocultaba su satisfacción por la predilección que Mouriño tiene por su municipio. «El Celta se ha fijado en Mos y Mos le ha abierto las puertas», declaró Nidia Arévalo, que no quiso entrar en ninguna polémica con el Concello de Vigo, a quien podría arrebatar la mismísima cuna celeste.

«Tengo que repetir que a mí me votaron para defender a este ayuntamiento y creo que abrirle la puerta al Celta es cumplir con ese objetivo», añadió Arévalo.

Más allá de la sintonía y de las buenas intenciones, ambos representantes no desvelaron más datos sobre sus planes que ya están en marcha, aunque en un plazo breve de tiempo podría haber novedades, a juzgar por las palabras de la alcaldesa de Mos.

El Concello se ha puesto manos a la obra y los técnicos están trabajando en la actualidad en estudiar las posibilidades que se pueden ofrecer al club deportivo y a su afición. «Creo que va a llegar el día en el que haya que decir algo más y espero que sea más pronto que tarde», expresó la regidora local.

Al mismo tiempo, destacó que el hecho de que Mos se encuentre a las puertas de dar cobijo al Celta se debe a que el gobierno local ha hecho sus deberes en materia urbanística. No sería posible acariciar el sueño de esa gran ciudad deportiva con el estadio si la corporación municipal no acabara de aprobar hace unos meses el Plan Xeral. «Somos el Ayuntamiento que está más cerca de Vigo y el único con el Plan Xeral aprobado, lo que nos da la posibilidad de albergar muchas oportunidades, empresariales, comerciales y, en este caso, deportivas», dijo Nidia Arévalo.

También se refirió a la situación estratégica de Mos, que limita con O Porriño, Pazos de Borbén, Gondomar, Ponteareas y Vigo. Con una extensión de 50 kilómetros cuadrados, considera que hay muchos terrenos donde poder desarrollar el proyecto de Mouriño.

Los propios niños del campus deportivo le preguntaron al presidente del Celta por esta cuestión. «¿A que te gustaría que el Celta estuviese en Mos?, pues a mucha gente también», contestó el directivo celeste cuando uno de los pequeños jugadores le preguntó por sus planes de mudanza. La última palabra la tendrá el Ayuntamiento. «Estamos con los estudios preliminares y a partir de ahí ya se decidirá pero la ultima palabra tendrá que decirla el Concello. Podemos presentar la documentación y ellos ver si es factible hacerlo o no», dijo. 

Campus

Mouriño estaba alegre de compartir unos minutos con los niños del campus de Mos. «Lo importante es prepararse para la vida. Los que estáis decididos a llegar a lo más alto, debéis esforzaros mucho, pero si no, no hay problema, porque la vida no es el fútbol, es mucho más allá», les dijo.

En este cuarto campus del a Fundación Celta de Vigo-Rubén Blanco participan un total de 68 niños, que cubrieron todas las plazas que había disponibles. La iniciativa se desarrolla desde el pasado lunes y finaliza hoy en el campo das Baloutas, de la Unión Deportiva de Mos. Los participantes tienen edades comprendidas entre los 4 y los 16 años. La metodología que utilizan los monitores se basa en la coordinación, táctica, multideporte y competición. El sistema para impartir la formación a los jugadores es rotatorio, de forma que a lo largo de toda la mañana todos los participantes pasan por las áreas de trabajo. Se trata de la misma metodología que se emplea en las categorías inferiores del Celta. Los pequeños mosenses recibieron también charlas sobre los valores en el deporte, nutrición y hábitos de alimentación saludables.

Votación
5 votos
Comentarios

Carlos Mouriño: «Mos tiene lo que necesito»