Caballero asegura que el Celta «seguirá en Balaídos 100 años más»

Aunque el regidor no quiso desvelar si ha mantenido alguna reunión con el presidente del club para abordar el futuro de la entidad, sí ha garantizado la continuidad del conjunto celeste en Balaídos


Vigo

Juega a la defensiva. Tras los ataques verbales del presidente celeste, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, aseguró que el Celta «va a seguir en Balaídos los próximos cien años». Y es que Caballero descarta la reubicación del club en un nuevo estadio en Mos. También echa balones fuera sobre los campos de entrenamiento, que también podrían trasladarse al municipio mosense. «Yo no voy a los entrenamientos, solo a los partidos», zanja Caballero.

El regidor no quiso desvelar si ha mantenido alguna reunión con el presidente del club o miembros de su directiva para abordar el futuro de la entidad. Sin embargo, garantizó la continuidad del equipo celeste en Balaídos, donde ayer se seguían registrando colas de cuatro horas de espera para renovar los abonos de la temporada, ya que hay solo cinco taquillas abiertas y cerraron al mediodía. «Esto es un maltrato al socio» se lamentaba uno de los aficionados que aguardaban su turno.

Tras formular Mouriño numerosas quejas sobre las obras del estadio, el alcalde prometió contestar al término de la temporada. Aseguró que no lo hacía para entorpecer al marcha del club, especialmente el periplo por Europa. Pero una vez que el Manchester apeó al Celta de la Europea Legue, Caballero mantuvo su silencio escudándose en que aún quedaban partidos ligueros. Pero también acabó la competición en España y el silencio se mantuvo. Las advertencias de Caballero de que iba a hablar claro y fuerte han dado paso a la prudencia porque el regidor sabe que el Celta es una institución que tienen un gran respaldo social masivo y hay que medir todas las palabras al referirse a ella o a su directiva.

El alcalde ha optado por el silencio pero apostando por la continuidad del club. A ello responde la continuación de las obras de reforma de Balaídos en las que el Concello va a invertir más de 30 millones de euros. Aunque la cifra es alta, es una cantidad mucho menor que la que supondría la construcción de un nuevo estadio, que se elevaría a 50 millones de euros.

La firmeza de Caballero se traduce en que siguen las obras en la grada de Río. Eso no es incompatible con que el Celta esté negociando con el Concello de Mos y propietarios de terrenos la construcción de una ciudad deportiva junto al campus universitario de Lagoas-Marcosende. Este proyecto iría unido a la explotación comercial que es lo que quiere Mouriño para aumentar el valor patrimonial del club y revalorizar las acciones, en el caso de que los avatares deportivos hagan que disminuya su valoración. Contar con instalaciones nuevas y con bajos comerciales, permitiría al Celta abrir una línea de negocio que ahora no explota. Desde el Ayuntamiento se planteó la posibilidad de otorgar a la entidad Celta una concesión por 50 años a cambio de un canon anual y la concesión de tiendas y bares en el entorno del campo. Otra pieza importantísima de ese rendimiento económico sería la construcción de un a párking subterráneo que diese servicio tanto al estadio, como a los vecinos del barrio de Balaídos. El Concello quiso involucrar en la construcción del párking a Zona Franca ya que las empresas privadas de construcción de aparcamientos se encuentran reacias a llevarlos a cabo por la falta de rentabilidad a corto plazo y el fiasco de las últimas actuaciones.

Votación
5 votos
Comentarios

Caballero asegura que el Celta «seguirá en Balaídos 100 años más»