El vigués que devolvió a Clint Eastwood a la pantalla

Guillermo Oliveira preparó un trabajo sobre la historia del cementerio de Sad Hill, en el que transcurre parte del filme El bueno, el feo y el malo y logró la aportación de parte del equipo de la película

El documental del vigués en el que apareció Clint Eastwood Su trabajo está centrado en la recuperación del cementerio de «El bueno, el feo y el malo»

Todos los que haya visto El bueno, el feo y el malo, conocerán el cementerio de Sad Hill. Tumbas y más tumbas en una disposición circular que impactaban en los diferentes planos que allí se rodaron para esta famosa película del oeste. Eso sí, no muchos sabrán que esas imágenes se sitúan en Burgos y que existe una asociación que lo ha recuperado y puesto en valor. 

Precisamente sobre todo ese trabajo se centra el largometraje del director vigués Guillermo de Oliveira, que hace un repaso por el rodaje y también el abandono que sufrió posteriormente el enclave durante los cerca de 50 años posteriores. 

El documental será presentado en otoño y cuenta entre sus grandes bazas con la aparición del mismísimo Clint Eastwood, quien resalta la buena idea de recuperar y recrear ese cementerio, en el que transcurrían los 20 minutos finales del filme. 

El trabajo de Oliveira explora el empeño de los fans pero también la influencia del arte y el cine como sustituto de la religión. Además, cuenta con la aportación de dos de los mitos de la película, puesto que junto a la aportación de Eastwood también aparece Ennio Morricone. A ellos se suman también técnicos de la película como Carlo Leva, Sergio Salvati y Eugenio Alabiso o los directores de cine Joe Dante y Alex de la Ilgesia. 

 Oliveira llevará este trabajo a los principales festivales de Europa. Para colaborar con su trabajo, se ha abierto una campaña en crowdfunding en el que cualquiera puede colaborar y verse reflejado en los agradecimientos de la película. 

Votación
20 votos
Comentarios

El vigués que devolvió a Clint Eastwood a la pantalla