Terminan las obras para prevenir atropellos a ciclistas entre Vigo y A Guarda

La intervención sobre un tramo de 41 kilómetros ha tenido un coste de 740.000 euros


La Xunta ha concluido las obras de reforma del tramo de costa entre Vigo y A Guarda para dotar de mayor seguridad a los ciclistas. Entre Vigo y A Ramallosa se han eliminado parte de los separadores que delimitaban la senda peatonal y ciclista para dejarlos a una distancia de cinco metros. Entre Baiona y A Guarda, se han retirado los bordillos de hormigón que creaban una barrera entre la calzada y la zona peatonal. 

El tramo de la PO-552 es aquí más ancho, para que la puedan utilizar tanto vehículos como ciclistas profesionales, mientras que se ha creado una senda para peatones y ciclistas de paseo visualmente diferenciada en la que no se permite circular a una velocidad superior a los diez kilómetros por hora. Las obras, que han contado con un presupuesto de 740.000 euros, también han contemplado la instalación de 20 espejos para mejorar la visibilidad en las intersecciones del tramo con propiedades privadas y que ha causado accidentes durante los últimos años. 

La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, ha visitado esta mañana el resultado de los trabajos en el tramo de la depuradora de Baiona y ha valorado que la solución técnica ha sido consensuada entre todos los sectores implicados, tanto de los ciclistas, como de los alcaldes y responsables de seguridad vial. 

Los alcaldes de Baiona, O Rosal y Oia han agradecido que se haya realizado esta modificación del proyecto que reducirá la siniestrabilidad. «Estamos encantados, este tramo tiene un paisaje increíble y los usuarios pueden disfrutarlo con seguridad», comentó el regidor baionés, Ángel Rodal. El alcalde de O Rosal, José Luis Fernández, ha expresado su deseo de que la seguridad que tanto se reclama sea un hecho y no se vuelvan a repetir accidentes que recuerden al pasado. La alcaldesa de Oia, Cristina Correa, también ha felicitado a la Xunta por acometer estas reformas de manera consensuada que reducirá el numero de accidentes.

Los trabajos también contentan a los ciclistas. Guillermo Sande, técnico de la Federación Galega de Ciclismo, destacó esta mañana la nueva señalización vertical que se ha puesto para advertir a los conductores de la presencia de ciclistas.

La actuación se ha llevado a cabo en un tramo de 41 kilómetros, de los que 12 discurren por la carretera de la costa entre Vigo y A Ramallosa y el resto entre Baiona y A Guarda. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Terminan las obras para prevenir atropellos a ciclistas entre Vigo y A Guarda