«El corto tiene vida propia, ya no es el preámbulo del largometraje»

El director guardés ha recorrido cerca de sesenta festivales de quince países con «Lurna», su tercer trabajo


a guarda / la voz

Lurna es una joven africana que sueña con una vida mejor. Un día emprenderá un viaje con la ilusión y la esperanza de encontrar un sueño. Lo que ella no sabe es que pronto deseará volver. Este es el argumento del cortometraje con el que Nani Matos ha conseguido llegar a cerca de sesenta festivales de quince países diferentes, consagrándose como uno de los directores de cortometrajes más importantes a nivel nacional. Matos, natural de la parroquia guardesa de Camposancos, bromea con que no puede llegar a todos esos países: «Siempre me invitan para que vaya. Al festival de Camboya, por ejemplo. Y claro, me pagan el hospedaje pero no el desplazamiento».

Tras consagrarse el año pasado en con tres premios en Cans, Lurna ha llegado a todo el mundo. Y no es fácil ser seleccionado para tantos certámenes, pues, tal y como asegura Matos, a cada uno de ellos se envían miles de piezas, y apenas 30 de ellas son seleccionadas. Festivales de distintos países de Asia, Sudamérica, Gran Bretaña... Lurna ya es uno de los cortometrajes gallegos más internacionales. Como curiosidad, la presidenta del Cambodia International Festival, uno de los últimos a los que ha llegado Lurna, es Angelina Jolie. «No me esperaba tanto éxito. El simple hecho de que te seleccionen entre tantas piezas que se presentan ya es un éxito». Festivales de países como Argentina, Perú, Venezuela o Inglaterra, entre otros, son los últimos que han seleccionado su obra entre las finalistas.

El cortometraje de Matos también quedó entre los cuatro finalistas para los premios Mestre Mateo que otorga la Academia Galega do Audiovisual. El ganador se conocerá en la gala que se celebrará este sábado en A Coruña.

«Me gusta mucho contar historias sociales, que a veces pasan desapercibidas pero que suceden a diario», admite el director guardés, que señala entre sus referentes cinéfilos a cineastas como Fernando León de Aranoa y a Michael Haneke, así como a varios de los representantes del cine social francés.

También reconoce que hoy en día no resulta fácil sacar adelante proyectos audiovisuales ante la falta de ayudas. En la producción de Lurna, la colaboración de algunas empresas fue clave, pues a nivel institucional el único apoyo que recibieron fue el del Concello de Pontevedra. «Y en el corto trabajaron más de cien personas además de múltiples colaboraciones. Los presupuestos para este tipo de iniciativas son muy reducidos», admite Matos al hablar de un proyecto que le llevó casi dos años sacar adelante y que actualmente sigue en fase de promoción. Por ello, de momento Nani Matos tiene aparcados el desarrollo de nuevos proyectos audiovisuales para centrarse en seguir cosechando éxitos con su pieza más aclamada hasta el momento.

El director guardés, de momento, no se plantea dar el salto al cine, pues se encuentra muy cómodo tras las cámaras dirigiendo cortometrajes: «El corto ahora tiene identidad y vida propia. Ya no es el preámbulo del largometraje», sentencia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«El corto tiene vida propia, ya no es el preámbulo del largometraje»