La saturación de urgencias obliga a abrir una planta del Meixoeiro que llevaba un año cerrada

A media mañana había más de 20 personas esperando una cama en el Cunqueiro


Vigo / La Voz

La situación de los hospitales de Vigo ha llegado a un punto completamente diferente de todos los anteriores. Desde que se abrió el Álvaro Cunqueiro, un proceso que terminó a finales de septiembre del 2015, ha habido varios momentos de saturación de pacientes en urgencias. Los atascos se producen, normalmente, cuando los pacientes no pueden ingresar en el hospital porque no hay camas disponibles. Pero esto es diferente. Porque hasta ahora, el Sergas había conseguido mantener cerrada siempre una planta del Meixoeiro, la tercera. Y ahora ha tenido que volver a abrirla.

El Meixoeiro no tiene urgencias, funciona como un satélite del Cunqueiro. Las urgencias de este hospital le derivan pacientes, sobre todo de medicina interna y de geriatría. Toda la tercera planta del Meixoeiro había estado cerrada desde septiembre del 2015, pero según fuentes del hospital -la información todavía no ha sido confirmada oficialmente por el Sergas- indican que ya se ha abierto una de las dos alas y que la otra está en preparación. Cada ala tiene 17 habitaciones dobles, de modo que en toda la planta hay 68 camas disponibles.

El Sergas nunca las utiliza porque, dice, no le hacen falta. Consigue concentrar los ingresos entre el resto de plantas del Meixoeiro (son seis con dos alas) y en todo el nuevo hospital. En este tiene, además, otro recurso: desdoblar las habitaciones. El 80 % son individuales pero tienen capacidad para dos camas y, cuando hacen falta, se instalan. La situación de la tercera del Meixoeiro tiene otra cara: tener una planta abierta obliga a cubrir unas ratios de personal de enfermería, de modo que si está cerrada, el Sergas ahorra. De ahí la trascendencia de esta medida.

La situación de urgencias es de atasco desde el domingo, y se ha ido agravando. Fuentes del hospital dicen que hoy a las 8.00 había 45 personas en urgencias que debían estar en el hospital pero que no tenían cama. A media mañana eran aproximadamente la mitad. Pero son muchas. Hay gente en pasillos y en espacios que, en principio, no son para enfermos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La saturación de urgencias obliga a abrir una planta del Meixoeiro que llevaba un año cerrada