El colegio de los jesuitas se convierte en un hospital durante la Guerra Civil

Atendió a numerosos soldados marroquíes


El 20 de enero de 1937 se ponía en marcha un hospital de sangre en las actuales instalaciones del Colegio Apóstol Santiago, en Sanjurjo Badía. Bajo el mando de Eusebio Torrecilla, estas instalaciones, que había sido expropiadas a los jesuitas durante la república, se transformaron en hospital hasta 1940. Una buena parte de los pacientes eran soldados marroquíes. Recuerdo de aquella presencia quedó el nombre del «callejón de los moros» en el pasaje que rodea a la finca de los jesuitas por su

parte norte.

Las autoridades también se vieron obligadas a habilitar una mezquita dentro del hospital. Estaba ubicada donde en la actualidad se encuentra el edificio de la comunidad religiosa del colegio Apóstol Santiago, y fue derruida en el año 1965. Otro dato que realza la importancia de este hospital está relacionado con las figuras del poder marroquí que visitaron sus instalaciones.

El 27 de febrero de 1937, llegaba el representante del visir de Majzen, Sidi Mohamed Ben Alí; en abril de 1937 era el Gran Visir de la zona oriental de Marruecos, Abdel- Kader quien recorría las instancias hospitalarias; y el 5 de julio de 1937, se acercaba al centro de Bella Vista el bajá de Alcazarquivir

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El colegio de los jesuitas se convierte en un hospital durante la Guerra Civil