La patrona mayor de Baiona dice que todo el mundo vio al exvigilante junto con un furtivo habitual

La jefa de la cofradía viajó a Noia a comprobar la coartada del exguardacostas


Vigo

La patrona mayor de la cofradía de Baiona, Susana González, ha explicado hoy en el juicio contra tres vigilantes acusados de denuncia falsa que viajó en el 2013 a la cofradía de Noia a comprobar la coartada del exguardacostas que denunció que lo habían acusado en falso. Este presentó un certificado de que estaba en esa localidad de Noia para asistir a un curso de extracción de almeja para desmentir que a la misma hora estaba en Oia ayudando a un furtivo habitual a llevarse 40 kilos de percebe ilegal el 4 de octubre del 2013.

La patrona obtuvo cierta información en Noia: efectivamente el día del incidente el exguardacostas estuvo en el curso pero llegó más tarde que el profesor, que también apareció con retraso. No obstante, le dieron el certificado de asistencia.

La jefa de la cofradía de Baiona insistió en que «todos» sabían que desde que el exvigilante fue despedido, lo vieron en compañía de un furtivo habitual, «situación que nos chocaba».

El patrón mayor de Noia recordó la reunión de ese día en la lonja, que empezó con retraso de media hora porque faltaba un profesor y tuvo que ir un miembro del cabildo. También llegaron tarde dos guardacostas y les tuvieron que dar las instrucciones unos compañeros.

En referencia al incidente que ocurrió al día siguiente, una vigilante de la cofradía de A Guarda, que circulaba con su furgoneta detrás del coche donde viajaban el exguardacostas y el furtivo habitual el 5 de octubre del 2013, explicó ante el tribunal que no los seguía ni los vio mariscar ilegalmente. Aseguró que no venían del percebe y que el furtivo vestía un traje de neopreno roto y seco. Sostiene que es la única vez en la que vio juntos a ambos.

Otra testigo, vigilante de A Guarda, dijo que veía al exguardacostas y al furtivo habitual en el mismo coche. Generalmente, un cómplice suele controlar y el otro bajaba a coger percebe.

El juicio a los tres vigilantes termina hoy en la Quinta Sección de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo. Los acusados afrontan dos años y tres meses de cárcel por, supuestamente, presentar una denuncia falsa.

En la parte final del juicio, la Fiscalía mantuvo la acusación contra los tres vigilantes y ha pedido que además de carcel que los tres implicados se les prohiba trabajar durante año y medio en el empleo o profesión de guardapescas o vigilantes de litoral.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La patrona mayor de Baiona dice que todo el mundo vio al exvigilante junto con un furtivo habitual