«Confío en la Justicia», dice Regades tras declarar por la Patos

El concejal de Fomento contestó «a todas las preguntas»


Vigo

El concejal de Fomento de Vigo, David Regades, ha declarado durante una hora en el juzgado de instrucción número 7 de Vigo para responder por sus supuestas actuaciones en la trama de tráfico de influencias que se investiga en la Operación Patos. Regades dijo a la salida que «he contestado a todas las preguntas que me formularon y confío en la Justicia, y ahora es el momento procesal de ellos». Su abogado dijo que está muy satisfecho con el desarrollo de su declaración. Sobre los regalos que le acusan de recibir, contestó con evasivas insistiendo en que había respondido a todo lo que le preguntaron.

Regades está imputado por  su supuesta relación con actuaciones irregulares que le atribuye la brigada policial UDEF en unas obras en el entorno de la iglesia de Zamáns, en la calle Nicaragua, el centro de interpretación de Vigo y la ría, el regalo Villaverde, la humanización de las calles Ferreirós e Hispanidad, el aparcamiento de Navia, la reparación de los márgenes en A Bagunda y la recepción de regalos.

Más declaraciones

El ingeniero coordinador de Fomento en el Concello de Vigo, Alvaro Crespo, también acudió a responder por los mismos delitos, así como obras en el entorno de la subida de O Castelo y unos supuestos gastos que habrían sido sufragados por el cerebro de la Patos. En cuanto a Alvaro Crespo, también se mostró satisfecho de su declaración y cree que «ha quedado todo aclarado», incluidos los regalos.

En su declaración, Crespo insistió en la legalidad de las operaciones y argumentó ante la jueza que las adjudicaciones de obras menores a la constructora investigada Eiriña solo supusieron el 4,3 % de lo que gastó el Concello en tres años para dichos trabajos. En total Eiriña asumió encargos por 145.000 euros entre el 2011 y el 2013 frente a tres millones dedicadas a esa partida. Ambos aseguraron que la elección de todas las obras estaba motivada. Solo reconoce Regades la falta del expediente de una obra pero porque había que construir un muro que al final no se ejecutó.

El concejal Regades explicó que él decidía las obras que se hacían pero los técnicos decían cómo se hacía y con quien, mientas que el visto bueno lo daba la mesa de contratación.  Respecto a la recepción de regalos de Eiriña, Regades lo negó y dijo que hay órdenes del Concello de devolverlos. En cuanto a Crespo, este admitió que recibió botellas de vino en la época navideña, algo que ve dentro de la normalidad. 

Xuntos ha pedido la dimisión de Regades porque no contestó a las preguntas de su abogado y cree que no está dando ejemplo de transparencia. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Confío en la Justicia», dice Regades tras declarar por la Patos