«Corsario VI», el más fuerte en el Conde de Gondomar

El barco de Javier Durán fundamentó su triunfo en las etapas del viernes y el sábado


vigo

El Corsario VI de Javier Durán, con la grímpola del Club Marítimo de Vilagarcía, se proclamó vencedor del 40º Trofeo Conde de Gondomar, tras la última prueba realizada frente a las Illas Cíes, consistente en un recorrido barlovento-sotavento, donde las tripulaciones pudieron exhibir todo su potencial técnico. Lo cierto es que esta última jornada estuvo marcada por la niebla y la ausencia de viento a primera hora de la mañana, que obligó a retrasar la salida y solo dejó celebrar una prueba.

El barco ganador fundamentó su triunfo en esta 40ª edición del Trofeo Conde de Gondomar en las dos magníficas regatas realizadas en la primera jornada del viernes, en la subida y bajada al Carrumeiro Chico, donde consiguió la primera posición y de paso se proclamó campeón de España de altura.

En las clasificaciones por clases hay que destacar también el triunfo del Aceites Abril, de Luis y Jorge Pérez Canal, con grímpola del Real Club Náutico de Vigo, entre los ORC 0-1, los barcos de mayor eslora de la flota que consiguió un pleno de victorias al ganar también ayer, después de imponerse en Fisterra el viernes. Por detrás el Pairo 8 patroneado por Luis Bugallo cerró el trofeo con tres segundos puestos, manteniendo a raya al Castrosúa de Willy Alonso. Son tres barcos clásicos en la pelea entre los de mayor eslora en la ría de Vigo.

En la categoría ORC 2, pleno de victorias también para el Corsario VI que suma así triunfo en la clase intermedia, tras imponerse ayer en un ajustado final al Bosch de Ramón Ojea por solo siete segundos. DKV Seguros, el ex Alimentos de Zamora de Juan Carlos de Ana, fue el tercero en la clase.

Ya en las dos clases menores de ORC, el francés Fend La Bise de Jean Claude Sarralde consiguió la victoria en las tres pruebas disputadas en ORC3, mientras Enxuto de Pablo Conde hizo lo mismo en ORC4.

La jornada disputada ayer dio un vuelco a la clasificación de los J80, los monotipos entre los que el Mi Moneda de Jacobo Vecino, representando el Monte Real Club de Yates de Baiona se llevó la general empatado a puntos con el Luna Nueva de Juan Luis Tuero, después de que el Náutico Cormorán, líder el sábado, tras la vuelta a Ons, pinchase en la regata de ayer. La igualdad de los barcos de esta clase se plasmó en finales muy competidos en las tres pruebas celebradas. Por último se celebró también una clase para los Fígaro con triunfo para el Erizana de Ramón Palao, que ganó la tres pruebas disputadas.

A las seis de la tarde se celebró en el Monte Real Club de Yates de Baiona la entrega de trofeos de esta 40 edición en la que participaron alrededor de treinta barcos. La próxima cita de la vela de crucero en la Ría de Vigo será la 52ª Regata del Ribeiro, la tradicional Rías Baixas, que se disputa desde el 13 al 16 de agosto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags

«Corsario VI», el más fuerte en el Conde de Gondomar