Povisa prevé entrar en pérdidas este año y anuncia un ERE

Pierde población, pierde actividad privada y dice que tiene que garantizar su viabilidad


Vigo / La Voz

A finales de diciembre, la dirección del Hospital Povisa reconocía que su situación económica era insostenible. A pesar de haber logrado renovar el concierto económico con el Servizo Galego de Saúde (Sergas) para atender pacientes del área de Vigo durante los próximos diez años, una estabilidad de la que gozan muy pocas empresas, a Povisa no le salían las cuentas. Entonces, la dirección abría una ronda de contactos con mandos intermedios para anunciar ajustes laborales. Esos ajustes van a concretarse la próxima semana, cuando el centro sanitario plantee al comité de empresa un expediente de regulación de empleo extintivo, es decir, despido colectivo.

Así se lo avanzó ayer la dirección a los sindicatos, aunque un portavoz oficial no quiso hablar de ERE ni de ninguna otra fórmula jurídica. Sí admitió que se están preparando ajustes y que el comité de empresa los concerá a partir del día 22. «Con la situación actual, entraremos en pérdidas este año», asegura esa fuente. La ley faculta a las empresas con previsión de pérdidas a hacer despidos. De momento, la dirección de la empresa prefiere no entrar en número concreto de despedidos ni en servicios afectados.

Pérdida de actividad privada

La pérdida de pacientes es fundamental. El nuevo concierto establece un tope de 139.000 personas pero el hospital privado atiende ahora a menos de 135.000. Por cada uno, recibe del Sergas 540 euros al año. A la pérdida del área de referencia se une la caída de la actividad privada. Según la empresa, ahora es un 25 % inferior a hace seis años.

«Non entendemos nin aceptamos que a empresa presente un ERE, tendo en conta que nas últimas contas presentou beneficios por máis de once millóns de euros e ten pendente de cobro 19 millóns de euros por parte do Sergas, o que fai un total de 30 millóns de euros de beneficios», dicen los sindicatos CIG, CGT, SGPS y UGT en un comunicado. El hospital advierte que ese beneficio fue «una cuestión contable» de regularizar un litigio histórico con el Sergas que se falló en firme y que la estructura de la empresa «está fuera de mercado y de nuestro entorno».

El comité se movilizará. El próximo jueves se reunirá con la empresa y se anunciarán las medidas concretas de ajuste laboral. Después, se celebrará una asamblea de trabajadores. La dirección asegura que quiere tomar «medidas para garantizar la viabilidad de la empresa» y pide al comité que negocie para ello.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos

Povisa prevé entrar en pérdidas este año y anuncia un ERE