Caballero asegura que «la ciudad pasará por encima» de los opositores al barco en Coia

Los vecinos han parado la obra por segundo día consecutivo y siguen allí aunque la policía habló con ellos para desalojarlos


El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha augurado este viernes que «la ciudad pasará por encima» de quienes se oponen a la instalación del pesquero 'Bernardo Alfageme' en una rotonda de la ciudad, y ha insistido en que se trata de una minoría de personas detrás de las que está «el PP y el BNG», que «se oponen a las humanizaciones».

La polémica por la instalación de ese barco pesquero sigue avivándose. Así, un grupo de vecinos ha vuelto a paralizar los trabajos de acondicionamiento de la rotonda por segundo día consecutivo, y han convocado una manifestación para las 19,00 horas de este viernes, con el fin de mostrar su rechazo al proyecto, que critican por suponer un «gasto inmoral» en tiempos de necesidad para muchas familias.

Pero Abel Caballero está decidido a continuar la instalación, y ha reducido las protestas a un grupo de «11 personas» que son las que, según ha afirmado, estaban en la mañana de este viernes en esa rotonda. Según el alcalde, son «los mismos que se manifestaban en contra de las humanizaciones» y «la ciudad pasó por encima de ellos».

«Antes era el PP y ahora es el PP y el BNG, que se oponen a las humanizaciones. Pero la ciudad volverá a pasar por encima de ellos», ha proclamado, y ha asegurado que el barco no puede tener otra finalidad divulgativa, como se aprobó en pleno, porque está «carcomido y podrido». «Los mismos que se gastaron el dinero en arreglarlo lo dejaron que se hundiera y se pudriera», ha apostillado.

Con respecto al acuerdo plenario aprobado con los votos de poulares y nacionalistas, para que el pesquero se trasladase al Museo do Mar, Caballero ha recordado que «las decisiones del gobierno las toma el gobierno, y no la oposición» y que «si la oposición quiere gobernar, que gane las elecciones». Además, ha añadido que «si el Museo del Mar quiere un barco, que lo compre, que hay barcos a la venta».

Vecinos

Mientras, representantes de varios movimientos sociales y vecinos permanecen en la polémica rotonda, donde solo queda una pequeña máquina excavadora. Allí se han instalado con pancartas y un megáfono, para reclamar que los gastos de instalación del barco se destinen a ayudas sociales.

Así lo han manifestado varios de los presentes, que han tildado el empeño de alcalde de «escándalo» e «inmoralidad». «Es una cacicada, y éste no es el sitio para instalar un elemento del patrimonio histórico», ha indicado una de las vecinas, que ha llamado a los opositores al proyecto a concentrarse este viernes a las 19.00 horas en la rotonda.

Agentes locales se acercaron por la tarde para informarles que debían abandonar el lugar e intentar desalojarlos pero finalmente los vecinso han decidido quedarse. Así se lo comunicaron a los policías, que abandonaron el lugar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Caballero asegura que «la ciudad pasará por encima» de los opositores al barco en Coia