Ángel da pasos de gigante

El lateral ha pasado de Primera Autonómica a Segunda B en dos temporadas


vigo / la voz

Hace dos años, cuando Ángel Bastos (Mos, 1992) se dejaba la piel en los campos de Primera Autonómica defendiendo la camiseta del Porriño, no se imaginaba que en un par de temporadas estaría subiendo la banda de campos como el Carlos Tartiere o el Suárez Puerta. Pero esa es la magia del fútbol. El lateral llamó la atención del Choco, que buscaba reforzar su equipo en su regreso a Tercera, y el defensa fichó por el equipo de Redondela. Jacobo Montes, especializado en exprimir la calidad de sus jugadores, sacó lo mejor del defensa, y al Coruxo no le pasó desapercibido. El pasado verano los de O Vao reclamaron al jugador, y, casi sin darse cuenta, Ángel dio el salto a Segunda B.

«Non o agardaba, pero unha vez que estás en Segunda B, e sendo novo, non podes evitar pensar en converterte en profesional. Tento facer todo o que podo para saír para diante», cuenta el jugador, al que la titularidad le ha pillado por sorpresa. «Este é o meu primeiro ano na catgoría, viña de Terceira e pensaba que como moito podería xogar uns 20 partidos na tempada». Sin embargo, las previsiones de Ángel parece que se quedarán muy cortas. En la primera jornada de la temporada fue uno de los descartados por Rafa Sáez, pero a la semana siguiente debutó en el once. Desde entonces no se ha despegado de la titularidad. «Debutei en Gijón, e non o agardaba para nada. Contaba, como moito, con ter uns minutos ao final, pero acabei xogando todo o partido».

El rendimiento de Ángel en el lateral derecho convenció a su entrenador, que desde entonces no ha prescindido del futbolista, ya fuera como defensa, o bien como atacante. Y es que Sáez tiene claro que la polivalencia es una de las virtudes que deben acompañar a sus jugadores, y ya ha recurrido en más de una ocasión a Ángel para ejercer de interior. Sin ir más lejos, en la última jornada, ante al Compostela. «Púxome en tres partidos como interior e sorprendeume un pouco, porque eu son lateral e podo perder como interior, pero se o míster confía en min, eu tentarei sempre facelo o mellor que poida».

Subir por la banda no es algo totalmente nuevo para el futbolista, que reconoce que es de los que se anima a sumarse al ataque siempre que puede. Tampoco lo es lo de moverse en una posición que no es la habitual, puesto que ya ha pasado por distintas líneas desde que comenzó a jugar al fútbol.

«De pequeno xoguei en bastantes liñas, ata xuvenís e no primeiro ano sénior en Porriño era mediocentro. Logo, no segundo ano, colocáronme de latearal e fíxeno bastante ben, e no Choco e no Coruxo xa estiven como defensa», recuerda Ángel Bastos, que no oculta que, si tiene que elegir, se queda con el puesto de lateral.

Adaptarse a pasos rápidos

La diferencia entre Primera Autonómica y Segunda B puede ser abismal, y Ángel le ha tocado cubrirla en a penas dos años. «Nótase moito o cambio de división. Respeto a Terceira todo é moito máis profesional». Sobre el césped, «a calidade, a intensidade, e a orde dos equipos é moito maior. Quizais o que máis me custa é a intensidade coa que se xogan os partidos, porque viña acostumado a Terceira», revela el jugador.

A cada partido que pasa, Ángel, que compagina el Coruxo con su faceta como entrenador de alevines en el Porriño, le toma más el pulso a la categoría de bronce, y al hablar de futuro reconoce que su meta es «seguir mellorando, axundando ao equipo e xogando todo o que poida». Las puertas de Segunda B se le han abierto de par en par, así que ahora solo quiere seguir creciendo sobre el césped.

«Son lateral, pero o míster púxome de interior en tres partidos. Se confía en min, tentarei facelo o mellor que poida»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Ángel da pasos de gigante