Pescadores, administración y ONG, unidas para combatir las capturas accidentales de aves

Cada año mueren unos 300.000 ejemplares, 100.000 de ellos albatros


Vigo acoge hoy un seminario internacional sobre reducción de capturas accidentales de aves marinas en el que participan representantes de todas las partes implicadas: pescadores, administración y organizaciones ecologistas. «Juntos somos mucho más fuertes», resumió Javier Garat, secretario general de Cepesca.

De acuerdo con las cifras que manejan los ponentes en el encuentro, en el que participan el secretario general de Pesca, Andrés Hermida, y el coordinador de capturas incidentales de ICCAT, Paul de Bruyn, entre otros, cada año mueren en el mundo unas 300.000 aves marinas asociadas a la actividad de las flotas de palangre y arrastre, de las que un tercio son albatros, especie en peligro de extinción.

En este sentido, Hermida anunció la puesta en marcha de líneas de apoyo al sector para implantar medidas que minimicen dichos daños colaterales, que también perjudican a la flota ya que no sólo pierde la carnaza de los cebos, sino también capturas.

Los asistentes al encuentro en Vigo coinciden en transmitir un mensaje de optimismo, ya que unas medidas muy sencillas pueden reducir hasta un 90 por ciento la muerte accidental de aves: desplegar líneas de espantapájaros, pescar de noche y usar lastre en los anzuelos para que se hundan rápido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Pescadores, administración y ONG, unidas para combatir las capturas accidentales de aves