El Chuvi aparca la unidad de ictus

La dirección pospone hasta el nuevo hospital por motivos económicos su iniciativa de crear un área integral para tratar la enfermedad más letal


Vigo / la voz

Los neurólogos del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo han diseñado en los últimos años seis proyectos para crear una unidad de ictus. Pero el sexto tampoco será el que salga adelante.

La dirección del Chuvi reconoce, a través de un portavoz, que ha aparcado la posibilidad de crear una unidad especializada para tratar a los pacientes de ictus antes del traslado al nuevo hospital. «Hemos trabajado de forma muy intensa con el servicio de Neurología en los últimos meses sobre la planificación y hemos estudiado diferentes alternativas, pero finalmente, por razones coste-efectivas, hemos decidido esperar al nuevo hospital», explican fuentes de la dirección de los hospitales públicos de Vigo. Es decir, será por dinero.

Pero con un contexto: en Beade ya se contempla una unidad con seis camas y el traslado se hará el próximo año. La dirección del Chuvi quiso adelantarse a ese proceso y crear una unidad ahora, ubicada en el Meixoeiro, para que los neurólogos llegasen al nuevo hospital ya entrenados en otra forma de trabajo. Se llegó a pensar en dedicar seis camas y un espacio propio.

La unidad de ictus es un lugar donde se ingresa a los pacientes con esta patología, que consiste en que un trombo tapona un vaso sanguíneo del cerebro y provoca un infarto. Si es posible, se aplica el tratamiento trombolítico, que es un medicamento que disuelve el trombo. Aplicarlo o no aplicarlo depende del tiempo que transcurra entre que el paciente sufre el infarto cerebral y se le trata. No es un tema menor. Los accidentes cerebrovasculares son la mayor causa de muerte en Galicia, según el Instituto Nacional de Estadística. Son la primera causa de discapacidad y la segunda de demencia, según los datos oficiales. Se tratan unos seiscientos cada año en Vigo. Precisamente el miércoles se celebra el Día Mundial del Ictus.

Galicia

En la comunidad gallega, solo el hospital de Santiago tiene una unidad de ictus, con cuatro camas y un control de enfermería, dependiente del servicio de Neurología.

En Vigo, el último proyecto contemplaba seis camas en el Meixoeiro. Además, se diseñó un sistema de guardias mixtas: hay un neurólogo por la mañana en el horario convencional y por la tarde está hasta las diez de la noche, desde esa hora es una guardia localizada, es decir, está en su casa pendiente del móvil y, si lo llaman, va al hospital. Además, la unidad necesitaba personal de enfermería permanentemente, para vigilar a los ingresados, y poco aparataje médico.

Las conversaciones entre el servicio de Neurología y la dirección del Chuvi fueron intensas. Públicamente, esta llegó a asumir que se abriría en el primer trimestre del 2014, primero, y después de Semana Santa, después.

Pero las negociaciones no cuajaron. Como los neurólogos llevan tanto tiempo reclamando que se cree esta unidad, y lo han peleado con distintas direcciones, la querían ambiciosa. Finalmente, ya en verano, la dirección decidió posponerla para no invertir más en los hospitales actuales, cuando ya el traslado a Beade estaba a la vuelta de la esquina. El Sergas planifica para julio la primera consulta en el nuevo hospital y calcula que en otoño estaría completado el traslado de todos los servicios asistenciales.

Con todo, la dirección de los hospitales sigue siendo optimista. «El trabajo hecho nos sirve para abrirla en el nuevo hospital, porque se ha avanzado mucho en las tareas de planificación», dice un portavoz.

En el nuevo centro sanitario sí hay planificada una unidad para tratar a estos pacientes. Tendrá seis camas, una por cada cien mil habitantes del área de referencia, como recomienda la Sociedad Española de Neurología. Tendrá un espacio propio delimitado como tal. El equipamiento necesario se ha incluido en el plan de compra de aparataje médico del nuevo hospital.

En lo que tampoco habrá cambios de momento es en las guardias. En Vigo no hay guardias de neurología. Los especialistas de este servicio hacen guardias, como todos, pero se integran en las de medicina interna. De modo que cuando llega un paciente con un accidente cerebrovascular o cualquier otra enfermedad neurológica, lo atiende un internista, que puede ser un neurólogo o, más probablemente, no.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El Chuvi aparca la unidad de ictus