Un informe apunta que el líder religioso de Oia tenía relaciones con las fieles «para purificarlas»

Alejandro Martínez VIGO / LA VOZ

VIGO

La habitación del fundador de San Miguel Arcángel se comunicaba con las de las mujeres consagradas a su obra, las «miguelianas», según la investigación de un detective

21 oct 2014 . Actualizado a las 18:31 h.

Una investigación llevada a cabo por un detective privado apunta a que el fundador y líder de la asociación Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, Feliciano Miguel Rosendo Dasilva, mantuvo relaciones sexuales con mujeres que vivían consagradas en la casa madre, ubicada en la parroquia de Mougás, en Oia. El Obispado, que no ha denunciado los hechos, se limitó ayer a decir que lo ha apartado de esta asociación pública de fieles tras recibir acusaciones graves en torno a su conducta moral.

La Guardia Civil ha iniciado una investigación a raíz de dos denuncias presentadas en los cuarteles de Tui y de Collado-Villaba. Se trata de esclarecer, además de estas prácticas sexuales, si se cometieron delitos económicos dentro los límites de «las murallas de Jerusalén», como así llamaban los miembros del grupo al complejo espiritual levantado en Oia.

El informe se basa en testimonios de más de una veintena de miembros que han colaborado con la investigación. Todos estuvieron en contacto directo o indirecto con el imperio que el líder de la organización levantó en la costa de Oia. Su mausoleo cuenta con una vivienda, un torreón, una capilla, una piscina climatizada con un gran tobogán y varias edificaciones anexas para los miembros de su comunidad.