Una comisión municipal diseña el cierre de tres organismos autónomos

Juan Manuel Fuentes Galán
Juanma Fuentes VIGO / LA VOZ

VIGO

Su eliminación devolverá 100 trabajadores a la plantilla del Concello vigués

19 oct 2014 . Actualizado a las 05:00 h.

En el plazo de unos meses está previsto que desaparezcan tres de los cuatro organismos autónomos existentes en la estructura municipal. El PP pactó con el gobierno socialista la eliminación de Vigozoo, Instituto Municipal dos Deportes (IMD) y la Escola de Artes e Oficios a cambio de sumar sus votos para la aprobación del presupuesto del 2014. Fuera de la lista quedó un cuarto, el más reciente de todos y el de mayor relevancia política, pero la Gerencia de Urbanismo tendrá que esperar su momento. El PSOE no quiso remover una estructura básica pese a que en 1996, cuando lo creó un gobierno popular, votó en contra.

El proceso de marcha atrás para reunificar la estructura municipal no es sencillo. De hecho, camina con cierta tranquilidad y el gobierno ha optado por constituir una comisión de altos funcionarios para pilotar el proceso. De ella forman parte el interventor, una funcionaria de habilitación nacional y la responsable de Recursos Humanos. Han celebrado ya varias reuniones y en ellas abordan la forma de trasladar al Concello el patrimonio de los organismos autónomos, su variado personal, la contabilidad y los recursos económicos.

El que cuenta con más plantilla es el de deportes, que supera los 60 empleados tras la incorporación de una docena de empleados de una empresa auxiliar del IMD tras una denuncia que perdió el Concello. Los otros dos, Artes y Oficios y Vigozoo, rondan la veintena cada uno, con lo que en total superan el centenar. El presupuesto conjunto se aproxima a los 11 millones de euros.

Análisis detallado

El proceso para la reincorporación de estos organismos pasará por un acuerdo inicial que será expuesto al público para la presentación de reclamaciones y posterior aprobación definitiva en pleno. Se pretenden evitar futuras reclamaciones ya que, además de la propia complejidad administrativa de esta medida, hay cuestiones delicadas como la propiedad del edificio de Artes y Oficios, cedido en su momento al Concello por el legado de García Barbón con unas condiciones que es preciso garantizar de manera transparente.

Una vez concluida la tramitación, el personal de los organismos autónomos formará parte del escalafón municipal y sus respectivos presupuestos se añadirán a los de las concejalías de las que dependen: Deportes, Medio Ambiente y Educación. Obviamente, los ingresos formarán parte también de la cuenta única del Concello vigués y el proceso descentralizador será ya historia.

Desde que se anunció la eliminación de estos organismos la tranquilidad ha sido la nota dominante entre sus respectivas plantillas. Hasta ahora el gobierno local no les ha consultado sobre la operación, pese a lo cual no se ha detectado nerviosismo alguno. Por el contrario, sus empleados tienen claro que van a ser unos empleados públicos más del Concello, con las mismas condiciones laborales que disfrutan en la actualidad.

Dependencia económica

La historia de los organismos autónomos viene de antiguo, aunque en un principio se constituyeron como fundaciones a comienzo de los años 70, caso de Vigozoo, todavía bajo la dictadura, y posteriormente cambiaron su regulación adaptándose a la legislación democrática. De esos años data también el origen del IMD, mientras que la Escuela de Artes y Oficios se creó en el año 1982. Finalmente, la Gerencia de Urbanismo tuvo que esperar hasta 1996 para empezar a actuar.

En todos los casos se descentralizó la gestión de estas áreas municipales y se dio entrada a la participación vecinal y social, algo que en la práctica nunca tuvo repercusión. Al final estos representantes los nombraban los partidos políticos y funcionaba la disciplina como si fueran concejales.