Caminha y O Rosal retiran más de 120 nidos de avispa asiática en dos meses

Apicultores y administraciones urgen un plan de actuación conjunto en la «raia»


o rosal / la voz

La localización de 150 nidos de avispa asiática en Caminha y O Rosal en los dos últimos meses ha incrementado los niveles de preocupación en las dos riberas del Miño. Entre junio y octubre es cuando los nidos están más activos y el momento idóneo para su retirada, pero la advertencia de los apicultores se centra más en la urgencia de protegerse de cara al año que viene, cuando acabe la hibernación ya que la avispa asiática detiene su actividad con la llegada del frío.

En Caminha se localizan una media de dos nidos al día desde agosto. El concejal de Medio Ambiente, Guillermo Lagido, confirma la proliferación y defiende la necesidad de mejorar los protocolos de actuación y de diseñar un plan conjunto con Galicia ya que la actual distribución de la especie evidencia que la raia miñota es uno de los puntos de mayor concentración de esta especie invasora. De hecho se considera que se trataría, con Burela, de un punto de entrada de este insecto en Galicia. «Nosotros no podemos eliminar todos los nidos con medios propios, Lisboa está sensibilizada y confiamos en que elabore un nuevo plan de actuación», indica el edil.

También en la ribera gallega se advierte cambios de comportamiento en la especie que apuntan la necesidad de articular un nuevo plan de ataque. «Desde agosto, en O Rosal hemos retirado 40 pero ya hay otros diez pendientes», indica el apicultor Daniel Fornos, que colabora con el Concello. «Sufrimos el mayor repunte de casos desde que se detectó este insecto, claro que hasta ahora nunca se combatió y acampó a sus anchas», señala.

Desde Caminha y O Rosal piden información. Consideran que los protocolos de actuación actuales no son efectivos. «No pretendemos erradicarla porque eso es imposible, solo minimizar un poco su avance y hay mucho desconocimiento; es posible que se estén empleando métodos que, a la larga, favorezcan su propagación», indica Guillermo Lagido. Dos unidades de bomberos de esta villa se encargan de eliminar los nidos que se localizan en los lugares públicos. En Portugal, son los propios afectados los que tienen que actuar con medios propios en fincas y espacios privados.

En O Rosal temen que merme la producción del miel, «porque las abejas no están saliendo a recolectar», señala Fornos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Caminha y O Rosal retiran más de 120 nidos de avispa asiática en dos meses