Vecinos de O Freixo ofrecen el único refugio para peregrinos que existe en la ciudad de Vigo

El senderista Luis Martínez ha preparado una ruta para discapacitados


vigo / la voz

Os vecinos de O Freixo ofrecen desde el año 2010 sus dependencias para los peregrinos que realizan el Camino de Santiago por la vía monacal o camino costero. En aquel año acondicionaron una habitación con cuatro camas y unas duchas, estas gracias a una subvención de la Xunta.

Año a año han ido creciendo, alcanzando en 2013 los 75 peregrinos, y uno de los responsables, Luis Martínez, espera concluir el verano «llegando a esa misma cifra». Este aumento les ha obligado a disponer de una segunda sala de la asociación de vecinos de O Freixo, en la que colocan unos colchones y esterillas en el suelo para que reposen los peregrinos. De noche, y con todos reunidos, preparan la cena, compuesta por los ingredientes que los 500 vecinos de la parroquia depositan allí, casi todos «de la huerta». Los peregrinos no están obligados a pagar, «aunque normalmente nos dan 5 ó 10 euros», indica otro responsable del refugio, Herminio Fernández precisando que «esto no es un negocio».

Luis Martínez se encuentra «muy satisfecho», porque quieren crecer poco a poco y por el boca a boca, «no queremos colas en nuestro refugio», sentencia. Ofrecen a los peregrinos toda la ayuda que pueden, «les indicamos como continuar la ruta o donde comer barato en la ciudad, especialmente en el tramo de O Calvario, en la calle Toledo».

Este veterano senderista quiere convertir el camino monacal en referencia, «así lo demuestran los datos, por A Guarda ya pasan 500 peregrinos al año». Pero la escasa señalización y la ausencia de albergue hacen que muchos caminantes «pasen Vigo de largo y decidan pernoctar en Redondela», dificultando que Vigo sea un punto de referencia.

La principal causa ha sido la negativa del alcalde de la ciudad, Abel Caballero, a entregarle a la Xunta «la documentación necesaria para poder señalizar la ciudad». Martínez, con la ayuda de Amigos de los Pazos y Amigos del Camino de Santiago señalizó la ciudad y crearon una ruta alternativa que evitaba la ciudad, yendo de Valladares a Castrelos, continúa por la senda del Lagares y llega a O Calvario para continuar la ruta del Agua hasta Redondela. Pero este camino, indicado por flechas verdes, solo está recogido en su blog y apenas nadie lo recorre «aunque mi bitácora empieza a ser muy visitada, sobre todo por polacos, húngaros y personas de los antiguos países del Este». Martínez lamenta que «el Concello no colabora en nada». En la web de turismo de la ciudad, el camino portugués de la costa figura como un atractivo turístico pero si se llama a este departamento para preguntar por la ruta y albergues de la ciudad explican que es mejor llamar a la Xunta de Galicia. Ninguno de los dos entes administrativos informan de la existencia del refugio de O Freixo.

Discapacitados

El veterano senderista se muestra muy orgulloso también de una iniciativa suya. Ofrece ayuda a las personas con discapacidad que quieren realizar el camino de Santiago. «El monacal es el mejor para hacer en silla de ruedas, he creado una ruta adaptada que esquiva casi todas las cuestas hasta Redondela», explica. Comenzó hace dos años, cuando un joven portugués se enteró. Juntaron esfuerzos y veinte personas le ayudaron a realizar el camino gracias a la ruta de Luis, que se puede descargar en el móvil para usarla con Google Maps.

Su aportación al camino costero es fundamental. Ha creado mapas descargables, tanto para el ordenador como para el GPS del móvil, y su web reúne números de teléfono, tanto de refugios como albergues o bares para poder llegar a Santiago.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
12 votos

Vecinos de O Freixo ofrecen el único refugio para peregrinos que existe en la ciudad de Vigo