El Concello de Vigo cierra un club de alterne sin licencia y en suelo industrial

El local de San Andrés de Comesaña fue reformado sin ninguna autorización


vigo / la voz

El Concello de Vigo ha precintado un conocido club de alterne ubicado en la parroquia de San Andrés de Comesaña por no ajustarse a la normativa urbanística. El nuevo Barbarela fue inaugurado el pasado mes de mes de mayo en un chalé ubicado sobre la carretera PO ?550 en la salida de Vigo hacia Baiona. Pero sus llamativas luces de neón no han tardado en apagarse al no contar el local con los permisos necesarios para el desarrollo de este tipo de actividad.

Una denuncia urbanística presentada por Eulogio Abeleira ha desembocado en una orden de precinto por parte de las autoridades municipales. El Concello ha comprobado que dentro de la edificación se estaban llevando a cabo unos usos muy diferentes a los que permite la ordenanza en esa zona.

La actividad de alterne no se encuentra entre las actividades autorizadas dentro de ese ámbito, destinado a la implantación de edificaciones industriales. Por otra parte, el local de alterne contaba con una licencia previa de café bar sin música, que tampoco se ajustaba a la última actividad desarrollada.

Además, dentro del edificio se llevaron a cabo diversas obras de reforma interior que tampoco contaron con los permisos municipales. Para adaptar el chalé a las funciones de alterne, los responsables del negocio llevaron a cabo la construcción de seis habitaciones con sus correspondientes aseos, reconstruyendo totalmente la primera planta.

Bajocubierta ilegal

Por otra parte, también se llevó a cabo una reforma del bajo cubierta para su aprovechamiento residencial, con la instalación de dos habitaciones independientes totalmente interiores y en las mismas condiciones que las de la primera planta, sin ventanas directas al exterior para su ventilación. La planta baja también fue adaptada para recibir a los clientes. Agentes de la Policía Local llevaron a cabo durante los últimos días el precinto de las instalaciones, que ya han aparecido arrancados. El expediente sancionador continúa con su tramitación, que podría desembocar en una orden de demolición de la parte construida sin licencia al tratarse de unas obras que no pueden ser legalizables, de acuerdo con el actual planeamiento urbanístico. El club Barbarela antiguamente se encontraba en Coruxo, junto a la carretera vieja que une Vigo con Nigrán.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El Concello de Vigo cierra un club de alterne sin licencia y en suelo industrial