Los vecinos piden plazos «razonables y creíbles» para rehabilitar O Berbés

Temen que la fachada termine convertida en un montón de piedras

Los temporales del pasado invierno destrozaron las lonas.
Los temporales del pasado invierno destrozaron las lonas.

vigo / la voz

La lentitud con la que el Consorcio del Casco Vello se está tomando la rehabilitación de O Berbés exaspera a buena parte del vecindario. El presidente de la asociación de vecinos del barrio, Cándido Pérez, no oculta su preocupación por el «desmoronamiento» que está sufriendo la fachada de la Ribera. «Si no se actúa con rapidez terminará convertida en un montón de piedras, una sobre otra», afirma.

Cree que en una situación tan apremiante no se puede invocar la crisis como justificación para los sucesivos retrasos, y menos aún, como al parecer ocurre con los cuatro últimos inmuebles adquiridos en la zona por el Consorcio, ni siquiera tener claro que es lo que se quiere hacer con ellos. «Lo único que podría frenar el declive que está sufriendo la fachada de O Berbés es que presentaran un plan de ejecución de obras con plazos razonables y creíbles», asegura. En el peor de los casos, añade, ese plazo no debería de superar los cinco años.

Reconoce que la parte alta del barrio ha experimentado una visible transformación, por eso no acierta a entender el abandono en el que sigue sumida la zona más próxima al mar, en la que nació la ciudad y cuya imagen plasman cada semana cientos de turistas, miles si coincide la escala de algún crucero.

Cándido Pérez afirma que las distintas entidades del barrio, la vecinal la primera, hacen todo lo que está en su mano para convertirlo en epicentro de todo tipo de actividades y fiestas populares, pero se sienten impotentes ante la incomprensible postal que ofrece la fachada de la Ribera. Ni siquiera se han repuesto las lonas destrozadas por los temporales del último invierno que tapaban el esqueleto de varias de las viviendas en ruinas.

Pérez entiende bien el éxodo de comerciantes y restauradores: «Ya no es solo una cuestión de estética, es que hay deficiencias estructurales y de infraestructuras», dice. Una de las pocas satisfacciones de los últimos tiempos ha sido la erradicación del botellón tras conseguir que el Concello declarara la zona acusticamente saturada.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los vecinos piden plazos «razonables y creíbles» para rehabilitar O Berbés