Concello y Xunta desoyen la llamada a abrir un comedor escolar en verano

El alcalde dice que es competencia de la Consellería de Educación. Esta lo niega y asegura que no tiene constancia de que haya niños desnutridos


Vigo / La Voz

Concello y Xunta se pasan la pelota para deshacerse de la responsabilidad de abrir un comedor escolar en verano. Se trata de una propuesta de los padres de alumnos de colegios públicos con el objetivo de que los escolares procedentes de familias sin recursos no pasen hambre una vez finalizado el presente curso.

El alcalde de Vigo instó ayer a la Xunta a asumir este problema porque, según aseguró, el Concello ya atiende a miles de niños en los comedores escolares sin ser su competencia. Recalcó que se trata de una competencia exclusiva del Gobierno autónomo y que, por tanto, debe cumplir con su obligación. «Que hable primero la Xunta», repitió Caballero al ser preguntado al respecto.

Una opinión bien distinta es la ofrecida por la Consellería de Educación. Fuentes de la misma explicaron que no tiene constancia de la existencia de niños desnutridos y que, además, ese departamento solo tiene responsabilidad en el comedor escolar de algunos centros de Vigo, pero no en todos. Por si no quedaba suficientemente claro, puntualizaron que esa responsabilidad se limita al período lectivo, al ser el comedor escolar un complemento. No sucede igual, dicen, en período vacacional por quedar desligado del curso.

Algo similar debió de pensar el alcalde vigués el pasado año, cuando, tras recibir información de la Federación Olívica de Asociacións de Nais e Pais (Foanpas) sobre la existencia de niños con problemas de acceso a la alimentación, decidió afrontar el asunto a través del departamento de Bienestar Social en lugar de abrir un comedor en verano.

Esta misma semana Foanpas transmitió al Concello las conclusiones de un sondeo sobre la situación de los alumnos del curso que ahora termina. Como en el anterior, las ANPA de varios centros sospechan que algunos de los niños podrían pasar hambre en verano, una vez cerrados los comedores escolares. Proponen al gobierno municipal que deje uno abierto para dar servicio a los que se encuentran en tales circunstancias o que lo solucione vía Bienestar Social, como el curso pasado.

La Consellería de Benestar Social eludió ayer pronunciarse al respecto, tras la invitación de Caballero y después de que la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, dirigiera una recomendación a las comunidades autónomas para que los comedores escolares atiendan este verano a los menores en situación de mayor vulnerabilidad. Le preocupa que durante el período vacacional, el cierre de comedores pueda agravar las situaciones de precariedad que padecen algunas familias.

La institución entiende que garantizar la adecuada alimentación infantil debe ser una prioridad para todos los poderes públicos.

Conscientes de que se trata de una patata caliente, las administraciones local y autonómica han decidido mirar para otro lado con el deseo de que no les salpique un tema tan delicado.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
1 votos

Concello y Xunta desoyen la llamada a abrir un comedor escolar en verano