Un policía, acuchillado en el atraco a un banco en Vigo

Los ladrones, que han sido detenidos, acababan de asaltar en una sucursal de NCG y tiraron billetes del botín al aire

vigo_detalleh

Vigo

Un agente del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) ha resultado herida durante una refriega entre la policía y cuatro atracadores en el barrio de Coia, en Vigo, ocurrido entre las 14.20 y las 14.45 horas. Los ladrones, que iban vestidos con ropa de trabajo, acababan de asaltar a punta de pistola la sucursal de NCG situada en la calle Cronista Rodríguez Elías y huían con el botín robado en una bolsa de deporte.

Al verse acorralados por una decena de agentes, lanzaron los billetes al aire en medio de la carretera. La policía efectuó disparos al aire para detener a los asaltantes, con los que lucharon cuerpo a cuerpo en el suelo. A raíz del forcejeo, un atracador resultó herido en la cabeza y dos agentes lesionados, uno por una cuchillada y otro por la pelea.

Según fuentes oficiales, el herido de mayor consideración es un policía de las GOEs de la base de A Coruña que fue acuchillado en una pierna o un pie por un atracador. Las mismas fuentes elevan a cuatro el número de participantes en el asalto. Dos habrían accedido a la sucursal mientras otro les esperaba en una furgoneta aparcada y el cuarto vigilaba desde una esquina. La Policía vigilaba la sucursal desde dos o tres días atrás, según notaron los vecinos.

Multireincidentes

Los atracadores fueron descritos por los testigos como «viejos» y los agentes los califican de multirreincidentes y sin escrúpulos, con una peligrosidad similar a la de la banda que mató a guardia civil en A Cañiza. La comisaría de Vigo pidió ayuda a la unidad de los GOEs de A Coruña para participar en el operativo de captura de los delicuentes porque consideraba que eran peligrosos y que no dudarían en hacer uso de sus armas. Los GOEs están entrenados para este tipo de acciones y gozan de una formidable preparación física.

Al parecer, según apuntan varios testigos, la policía secreta, haciéndose pasar por clientes de una pizzería y operarios de tala de árboles, le tendió una emboscada a la banda en las inmediaciones del parque de A Bouza. La policía sostiene que sospechaban que podría pasar algo en esa zona, y que cuando saltaron las alarmas del banco enviaron un dispositivo a capturar a los ladrones. Varios agentes de patrulla oyeron el aviso y también rodearon la zona.

Agentes camuflados

La policía esperó a que dos atracadores saliesen del banco armados con pistolas y un cuchillo y mientras otro cómplice les esperaba en la calle Padre Seixas, 40, a escasos metros de donde unos agentes camuflados se hacían pasar por clientes de una terraza. Este último, al ver que sus compañeros iban a ser capturados por la policía, emprendió una huida cuesta arriba por la calle Padre Seixas pero fue detenido a unos 200 metros tras ser perseguido por diez agentes. Uno de los atracadores, al verse rodeado por la policía y después de que se oyese un disparo al aire, levantó las manos, se rindió y fue arrestado.

En su intento de huida, los dos atracadores, de unos 50 años de edad, dejaron un regueros de billetes por la carretera de Padre Seixas, que fue cerrada por la Policía para recoger el dinero.

Sangre en un coches estacionado

La Policía confirmó que el herido es un policia nacional aunque algunos testigos sostienen que uno de los atracadores que cayó al suelo tras oírse el segundo disparo también sufrió contusiones al ser derribado e inmovilizado por los agentes. Donde cayó apareció un reguero de sangre en el parabrisas de un coche propiedad de una clienta que había ido a buscar una pizza. La policía sostiene que fue producto del forcejeo con los delincuentes.

Según varios testigos no está claro cuantos disparos hubo, la mayoría habla de dos pero otros los elevan a cinco. La policía niega que hubiese un intercambio de tiros entre policía y el ladrón porque estos no llegaron a usar sus pistolas. Una ambulancia evacuó al herido a un centro hospitalario.

La Policía Local retiró el furgón azul que usaban los atracadores y hallaron en el suelo un teléfono móvil que va a ser investigado ahora.

La jueza de instrucción número 5 de Vigo, en funciones de guardia, ha decretado el secreto de sumario. La comisaría de Vigo llamará en las próximas horas a declarar a todos los empleados del banco para que detallen cómo se produjo el atraco y a los testigos.

Se desconoce la cuantía del botín. Fuentes de NCG mantuvieron absoluto mutismo sobre el incidente.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
33 votos

Un policía, acuchillado en el atraco a un banco en Vigo