Un centenar de viguesas registran su cuerpo en protesta por la ley del aborto

«El ministro no nos puede decir qué podemos o no podemos hacer con nuestro cuerpo», dicen las promotoras


Vigo

Un centenar de mujeres viguesas han acudido hoy a primera hora de la tarde al registro mercantil de bienes muebles a registrar su cuerpo como protesta contra la ley del aborto. «El ministro este no es nadie para imponernos qué podemos o no podemos hacer con nuestro cuerpo», explica una de las promotoras de la iniciativa, Francesca Carbonell. Como ella misma reconoce, solo se trata de un registro simbólico «para una protesta simbólica» y que no tendrá ninguna validez legal.

Es una de las movilizaciones que se están celebrando en toda España contra la ley del aborto. Esta está promovida por la artista Yolanda Domínguez y la secundan mujeres a título individual. «No somos ningún sindicato ni ningún colectivo, solo somos mujeres», resume Carbonell, «y las mujeres no estamos de acuerdo con esta ley».

Se refiere al proyecto impulsado por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que está en tramitación y que restringe el aborto a determinados supuestos. Si se aprueba, derogará la ley de plazos que está vigente y «se eliminará un derecho que hasta ahora teníamos», dicen las impulsoras de la iniciativa.

En la protesta de esta tarde, las funcionarias del registro han recogido las peticiones individuales de todas las mujeres y las han sellado. En el registro, todos los actos están tasados, pero no hay ninguna tasa para el cuerpo humano porque no se puede registrar; de manera que las promotoras esperan que ocurra como en otros lugares de España, donde el registro responde que no se puede registrar el bien. Por eso resaltan que «lo importante es lo simbólico».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Un centenar de viguesas registran su cuerpo en protesta por la ley del aborto