La CIG apunta a irregularidades en obras y concesiones del Concello de Vigo

El sindicato señala que Enrique Alonso, empresario responsable de Eiriña detenido en la operación Patos y con una hija concejala del PP, cuenta con un hijo en la plantilla de la concesionaria de jardines


Vigo

La federacion de Servicios públicos de la CIG, sindicato mayoritario en la concesionaria de mantenimiento de parques y jardines del Concello de Vigo, ha expresado sus dudas respecto a la relación que mantiene el gobierno de Abel Caballero con Cespa, la empresa encargada de dichos trabajos y salpicada en el marco de la operación Patos.

En concreto Tránsito Fernández, responsable de dicha federación, se cuestionó de qué manera está compensando el Concello el haber dejado de pagar el IPC anual a esta y otras concesionarias municipales como medida de ahorro desde hace tres años, pese a contemplarse dicho abono en las condiciones del concurso.

Cespa ingresa 5,3 millones de euros anuales por el mantenimiento de parques y jardines, cifra a la que el contrato obliga a sumar el IPC anual y que entre otros fines se destinaría a subir el salario de los trabajadores en cada ejercicio en función del coste de la vida. Fernández considera que dicho impago otorga una ventaja sobrevenida a Cespa respecto a otros competidores en el concurso y por ello se pregunta de qué manera se está compensando desde el Concello a la empresa por no ingresar cantidades previstas y no reclamadas judicialmente por la empresa.

Humanizaciones

El sindicato cuestiona también el alto número de facturas que directa o indirectamente se abonan a la concesionaria y otras firmas por decisiones políticas vinculadas a las humanizaciones de calles. Señala la CIG que muchas de esas realizaciones que centran la gestión de Caballero conllevan obras de jardinería que son encargadas por decisión de la junta de gobierno o subcontratadas por constructoras y que van engordando la cartera de trabajo directo y sobre todo de mantenimiento de la concesionaria de jardines, unas veces ampliando las condiciones de contratación y otras no.

Entre las preguntas que los responsables de la CIG se hacen es la extrema urgencia que aseguran tenían los directivos de Cespa la semana pasada en aprobar «de forma exprés» el convenio colectivo de su plantilla de jardines en Vigo, cuando la concesión concluye en abril y sin posibilidad de prórroga, según mantiene la central.

El sindicato nacionalista constata por otra parte que un hijo de Enrique Alonso, propietario de la firma constructora Eiriña que fue detenido en el marco de la operación Patos y cuya hija es concejala del PP en Vigo, trabaja en Cespa en su plantilla viguesa. El propio empresario detenido fue responsable de Cespa en Vigo, así como el resto de los detenidos interlocutores habituales de las centrales sindicales y trabajadores en las negociaciones laborales cotidianas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos

La CIG apunta a irregularidades en obras y concesiones del Concello de Vigo