El sector metal gallego emplea a 56.650 trabajadores, un 6 % menos que en el 2012

La automoción representa la cara del sector, en tanto el naval ha registrado las peores cifras desde el 2005


El sector metalúrgico gallego perdió un 6 % del empleo el pasado año hasta situarse en una media de ocupación a lo largo del ejercicio de 56.650 trabajadores. En el caso del PIB, la repercusión a la baja ha sido de un punto, pasando del 21 al 20 %. Son algunos de los datos que recoge el informe de de la patronal, Asime, que también refleja que son las provincias de Pontevedra y A Coruña las que concentran el mayor número de las 3.635 empresas con el 88 % del empleo total.

La automoción sigue siendo uno de los pilares fundamentales. Ha cerrado el año con 14.500 trabajadores y tanto las cifras de producción como de matriculación muestran un comportamiento positivo. Lidera claramente las exportaciones metalúrgicas de la comunidad con un 65 %. También han evolucionado al alza las importaciones en esta materia en un 12 %.

La cruz de la moneda la pone el naval que, según explicó el secretario general de Asime, Enrique Mallón, registra los valores más bajos del histórico de la estadística en afiliados a la Seguridad Social. Al cierre del 2013 apenas se contabilizaban 5.539 afiliados. Recordó que la sequía de contrataciones ha sido una constante, hasta el punto de que en los tres primeros trimestres del año no se sumó ningún nuevo contrato. Las buenas noticias que han llegado en la últimas semanas, fundamentalmente de la mano de Barreras y el flotel de Navantia, permiten prever que a finales del 2014 el número de empleos puede alcanzar los 8.000. Para ello, además de los pedidos ya anunciados, sería necesario concretar alguno nuevo en Ferrol. En este sentido, según Mallón, hay varias posibilidades: el quinto buque gasero, la sexta fragata o la construcción del dique de reparaciones, además de la apuesta por líneas de trabajo como la eólica offshore.

Asime considera que el tax lease ha sido un problema, pero no el único para que el naval se encuentre en números tan bajos. La falta de financiación es otra traba no menor. De hecho, recordó, solo en la ría de Vigo hay una docena de posibles pedidos esperando por financiación. Mallón sostiene que la administración tiene que actuar y colaborar para que fluya ese crédito.

Investigación, internacionalización y diversificación son, a juicio de Asime, las palabras de futuro clave para un sector que sigue copando el 44 % de las exportaciones totales gallegas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Vigo

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El sector metal gallego emplea a 56.650 trabajadores, un 6 % menos que en el 2012